La red de corrupción 'Enredadera' diseñó un plan para entrar en los concejos asturianos

La red de corrupción ‘Enredadera’ diseñó un plan para entrar en los concejos asturianos
Los agentes de la UDEF se hicieron con documentación del caso en el Ayuntamiento de Oviedo. / EFE

«En Asturias vamos a por todas», señaló uno de los empresarios. La policía sospecha que desde Oviedo y Gijón, quería entrar en Siero, Avilés y Mieres «entre otros»

R. MUÑIZ / J. C. ABAD / M BALÍN GIJÓN / OVIEDO / MADRID.

Captar a políticos, altos cargos y funcionarios utilizando para ello regalos y la presión de un grupo de comunicación. Una vez asegurada esa influencia, los empresarios obtenían información privilegiada para presentarse a distintos contratos públicos, dejando atrás a su competencia. Ese es el 'modus operandi' de los empresarios que están en el centro del 'caso Enredadera', investigado desde 2016 por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía y que salió a la luz el 3 de julio pasado, con el arresto de 39 personas (entre las que se cuentan 16 alcaldes y concejales y nueve policías locales). Las pesquisas las dirige un Juzgado de Instrucción de Badalona y tiene entre los investigados a José Manuel López, el que fuera jefe de la Policía Local de Oviedo. El Ayuntamiento le destituyó del puesto al saberle implicado.

Los investigadores sitúan en el centro de la trama al empresario José Luis Ulibarri, en prisión provisional desde entonces. La red que habría tejido junto a sus socios tiene en Oviedo «una de las plazas fuertes, ligada a Gijón», describen los agentes. De hecho en Asturias «la trama corrupta se extiende principalmente en Oviedo y Gijón, en cuyos territorios los jefes de las policías locales son intermediarios y conseguidores de influencias en los Ayuntamientos, al efecto de proporcional información privilegiada, así como influenciar o presionar a cargos o personal de los consistorios al efecto de realizar amaños a favor de la trama corrupta».

La intervención de los teléfonos de los empresarios les permitió conocer con quién comían en Asturias, a qué político agasajaban, y qué funcionario les facilita información privilegiada o advierte de concursos que están por salir. De esas charlas interpretan que la trama anunciaba «su entrada en Siero, Avilés, Mieres, entre otros municipios asturianos». «En Asturias vamos a por todas», llega a decir uno de los empresarios.

De esas gestiones se encargaría el propio Ulibarri, junto a Ángel Luis García Martín y Roberto Legazpi, también en prisión provisional y sin fianza. Al primero los agentes lo retratan como «un indudable intermediario y conseguidor en su zona de influencia, como es Castilla y León y Asturias», y del segundo resaltan «la frenética actividad con diferentes municipios de Madrid, así como de León y Asturias».

Con todo, ambos actuarían bajo la influencia de Ulibarri, al que llegan a referir como «el jefe» o incluso «dios». «Nada se toca ni nada se consigue en la zona de Castilla y León y Asturias sin su permiso y actuación», refleja el sumario del caso.

Las grabaciones reproducen los esfuerzos comerciales de los empresarios, siempre coordinados. En una conversación Torres les informa de que el Ayuntamiento de Oviedo está a punto de sacar un encargo que «no es demasiado complicado y son casi 250.000 euros al año», pero que también está «mirando cosas y llama a colegas que tiene en ayuntamientos, cosas de poquilla monta porque así no levantan ningún tipo de sospecha y además acceden a determinada información». Su interlocutor indica que esos «son los mejores», pues se resuelven por invitación, que sin amigos del exjefe de policía se los dan seguro. El funcionario ovetense le saca de su error, señalando que sus amigos «no son los que lo dan, solo están introducidos en los ayuntamientos y tienen acceso a determinada información». Se trata de «administrativos y demás, que ellos saben cuándo van a salir los contratos», expone.

La trama logra contactos en la región de los que obtiene avisos similares, pero no oculta su frustración en la región. «Está todo teledirigido, los asturianos y los vascos sacan los pliegos muy dirigidos», lamentan.

Más noticias

 

Fotos

Vídeos