El sociólogo Alejandro Portes, premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2019

El sociólogo Alejandro Portes durante su visita al Congreso Español de Sociología que se celebró en Asturias en 2016/Joaquín Pañeda
El sociólogo Alejandro Portes durante su visita al Congreso Español de Sociología que se celebró en Asturias en 2016 / Joaquín Pañeda

El galardonado con el Premio de Ciencias Sociales destaca además por su trabajo en la sociología económica, el desarrollo comparativo, la urbanización de los países en vías de desarrollo y la marginalidad social

José Luis González
JOSÉ LUIS GONZÁLEZGijón

El sociólogo cubano, Alejandro Portes, ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2019. Este profesor de las universidades de Princeton y Miami vuelve al Principado, este vez para recoger el galardón. Su anterior visita lo hizo como invitado al XII Congeso Español de Sociología en calidad de profesor de las universidades de Princeton y Miami donde explicaba un estudio que analizaba la integración de los hijos de inmigrantes en los países receptores. La candidatura fue propuesta por el Grupo de Estudios sobre Inmigración y Minorías Étnicas y el Centro de Estudios e Investigación en Migraciones de la Universidad Autónoma de Barcelona.

De origen cubano, este profesor de las universidades de Princeton y Miami ha realizado «aportaciones fundamentales al estudio de las migraciones internacionales, uno de los grandes desafíos para las sociedades contemporáneas», según recoge el acta del jurado. Con este premio, según afirmó Sami Naïr, miembro del jurado, « la Fundación Princesa toma posición sobre este tema, una posición muy positiva y civilizada».

Y es que el trabajo de Alejandro Portes, según destaca Naïr, «tiene unos conceptos muy abiertos, muy positivos y muy interesantes para entender la complejidad del fenómeno migratorio desde una perspectiva civilizada. Se trata de un fenémeno normal, que siempre ha existido y que debemos entender como un elemento de las sociedades nuevas, modernas. La desgracia es que hoy en día, por varias razones, hay movimientos que se están construyendo en torno al rechazo de la inmigración, del racismo y con una actitud xenófoba», afirmó.

La candidatura ha sido propuesta por por el Grupo de Estudios sobre Inmigración y Minorías Étnicas y el Centro de Estudios e Investigación en Migraciones de la Universidad Autónoma de Barcelona. Alejandro Portes (Cuba, 13 de octubre de 1944) comenzó sus estudios en la Universidad de La Habana (1959-60) y se trasladó a Buenos Aires, donde se matriculó en Sociología en la Universidad Católica de Argentina. Nacionalizado estadounidense en 1968, continuó su formación en la de Creighton (EE. UU.) y, en 1970, se doctoró en la Universidad de Wisconsin- Madison (EE. UU.). Desde entonces ha sido profesor de las universidades de Texas (1971-1975), Duke (1975-1980), Johns Hopkins (1980-1996) y Princeton, a la que llegó en 1997 y donde fue, entre 2003 y 2014, catedrático Howard Harrison and Gabrielle Snyder Beck del Departamento de Sociología. También fue cofundador en 1988 del Centro de Migraciones y Desarrollo de Princeton, que dirigió desde 1999 a 2012. Desde 2011 es profesor de la Universidad de Miami y desde 2014, emérito de Princeton. Es investigador del Centro para la Investigación y el Análisis de la Migración del University College de Londres. Ha sido miembro del consejo asesor del Instituto Max Planck para el Estudio de la Diversidad Religiosa y Étnica y profesor visitante en varias universidades europeas e iberoamericanas.

El trabajo de Portes no solo se centra en los flujos migratorios. Sus investigaciones también alcanzan la sociología económica, el desarrollo comparativo, la urbanización de los países en vías de desarrollo y la marginalidad social. Su trabajo, además, ha ayudado a conocer y entender la adaptación de los inmigrantes en sus países de destino. Fue durante su etapa en la Universidad de Texas cuando empezó a estudiar este fenómeno. Para ello entrevistó a 1.500 cubanos emigrados a Miami. El estudio mostró que habían creado una comunidad integrada exclusivamente por emigrantes cubanos altamente emprendedores, que, a medida que crecía con más compatriotas, se hacía más independiente del resto de la ciudad.

En 1992 inició un proyecto a largo plazo, el 'Estudio longitudinal de hijos de inmigrantes', para el cual su departamento entrevistó a más de 5.000 niños, repitiendo la entrevista en la adolescencia. Su diagnóstico fue que la llamada segunda generación se integraba bien en la sociedad estadounidense, pero también detectó un riesgo de inadaptación en los hijos de inmigrantes ilegales de escaso nivel educativo, problema para el que recomendó trabajar con los padres en sus respectivas comunidades.

En 2013, con el Instituto Universitario Ortega y Gasset, realizó un análisis similar en España con casi 7.000 entrevistas y apuntó, entre otras conclusiones, que el 50 % de los hijos de inmigrantes se siente español. Pertenece a los consejos editoriales de Revista Española de Sociología, Actes de la Recherche en Sciences Sociales, International Migration Review, Revista Mexicana de Sociología y Ethnic and Racial Studies y es autor de unos 250 artículos y más de 30 libros.

Miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, Portes ha presidido las asociaciones Sociológica Internacional y la Sociológica Americana y es presidente electo de Sociedad Sociológica Oriental. Es doctor honoris causa por la neoyorquina New School for Social Research y por las universidades de Wisconsin-Madison (EE. UU.) y Génova (Italia) y profesor honorífico de las universidades de Alicante y de Nueva York Abu Dhabi. En 2008 recibió el premio anual que concede la Academia Americana de las Ciencias.

El jurado del Premio

El jurado de este Premio -convocado por la Fundación Princesa de Asturias- estuvo presidido por Carmen Iglesias Cano, condesa de Gisbert, e integrado por Paz Battaner Arias, Adela Cortina Orts, Sir John Elliott, Juan Pablo Fusi Aizpurúa, Silvia Iranzo Gutiérrez, Manuel Menéndez Menéndez, Montserrat Moreno Marimón, Sami Naïr, Emilio Ontiveros Baeza, Jaime Pérez Renovales, Rafael Puyol Antolín, Isaac Querub Caro, Myriam Seco Álvarez, Fernando Vallespín Oña y Mauro Guillén Rodríguez (secretario).

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según señala su Reglamento, a galardonar «la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional».

Conforme a estos principios, el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales se concederá a «la labor creadora y/o de investigación de la historia, el derecho, la lingüística, la pedagogía, la ciencia política, la psicología, la sociología, la ética, la filosofía, la geografía, la economía, la demografía y la antropología, así como de las disciplinas correspondientes a cada uno de dichos ámbitos».

En esta edición concurrían un total de un total de 25 candidaturas procedentes de 11 países. Este ha sido el sexto de los ocho Premios Princesa de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo novena edición.

Más información