Leonardo Padura: «Vargas ha utilizado la novela negra para fines más profundos»

Leonardo Padura: «Vargas ha utilizado la novela negra para fines más profundos»

EFE

El escritor cubano Leonardo Padura ha señalado hoy que la autora francesa Frederique Audoin-Rouzeu, que publica con el seudónimo Fred Vargas, galardonada con el Premio Princesa de Asturias de las Letras, ha utilizado el género negro «para fines más profundos de conocimiento de la condición humana».

«Traía mi pequeña listica de preferidos y puedo confesar que entre esos cinco o seis nombres estaba el de Fred Vargas», ha señalado el padre del detective Mario Conde tras la lectura del acta del jurado que la ha distinguido por su revitalización de un género como la novela de intriga como ella prefiere denominarla.

Padura, Premio Princesa de las Letras en 2016, se ha mostrado especialmente satisfecho del fallo a favor de una escritora de la que se siente «doblemente colega» como autora y como novelista de un género para el que él sigue prefiriendo la denominación de negro.

El autor cubano ha considerado «beneficioso» para los Premios Princesa «y sobre todo para los lectores» distinguir a una autora «con ese poder de comunicación» y ha celebrado además que el galardón sirva para premiar por primera vez a la literatura francesa y por séptima vez desde 1981 a una mujer.

De su obra, Padura ha destacado el contenido humano de sus tramas y la relación que establece entre sus personajes que le permiten poner en juego en cada una de sus novelas «el conflicto de la condición humana».

Para el escritor mexicano Juan Villoro, también miembro del jurado, Vargas muestra en sus novelas una concepción de la sociedad como un ecosistema «bastante complejo en el que una de las especies más depredadoras es el ser humano», un aspecto en el que influye su formación como arqueóloga y como historiadora medievalista.

Además, ha incidido en su sentido del humor y en su capacidad de generar intriga y de construir unos personajes «aparentemente sencillos que van creando un microcosmos de la sociedad francesa y por extensión de la contemporánea» que constituyen una renovación de la novela negra a la que agrega valores diferentes.

El crítico literario Fernando Rodríguez Lafuente ha incidido, por su parte, en que la historia es siempre una referencia en sus novelas y así recurre, por ejemplo, a la búsqueda de unos documentos desaparecidos de la Revolución francesa para, a partir de ahí, refleja «un presente desconcertante» a través de unos personajes de los que, al terminar la lectura, «da pena separarse».

Para el periodista Sergio Vila-Sanjuán, la trayectoria de Vargas constata que la novela negro está absorbiendo desde hace años a escritores procedentes de otros ámbitos literarios que incorporan a ese género «reflexiones culturales de alto nivel».

Su formación como arqueóloga lleva a la autora de «Cuando sale la reclusa», su última obra publicada, «a buscar pequeñas huellas para construir historias mucho más importantes», ha apuntado Vila-Sanjuán tras admitir también que en el ánimo del jurado había pesado que la literatura francesa nunca hubiera sido premiada después de que un autor Michel Houellebecq fuese candidato en diversas ocasiones.

 

Fotos

Vídeos