La escritora Siri Hustvedt, premio Princesa de las Letras

La escritora Siri Hustvedt, premio Princesa de las Letras

El Jurado premia la ecléctica y comprometida obra de la escritora estadounidense | Poeta, ensayista, novelista y feminista en todos y cada uno de los ámbitos de su creación literaria

M. F. Antuña
M. F. ANTUÑAGijón

Poeta, ensayista, novelista y en todos y cada uno de los ámbitos de su creación literaria y de su vida, feminista. La autora estadounidense Siri Hustvedt tiene tras de sí una trayectoria ecléctica y una vida rica alimentada por la efervescencia de Nueva York, la ciudad a la que llegó con 20 años procedente de Minnesota. Allí nació esta hija de padres noruegos que se licenció en Historia por la Universidad de Columbia y que dedicó al mismísimo Dickens su tesis doctoral. Siempre reivindicativa, siempre reflexiva, siempre buscando respuestas la flamante Princesa de Asturias de las Letras.

Foto del Jurado del Premio Princesa de las Letras
Foto del Jurado del Premio Princesa de las Letras / PIÑA

Se va a sentir en casa el próximo octubre cuando llegue a Asturias para recoger su galardón, porque a sus múltiples méritos literarios une el de ser mujer de un Príncipe de identica disciplina, Paul Auster. Pero es que, además, recientemente visitó el Niemeyer. En definitiva, conoce Asturias y ya ha hecho el paseíllo por el Teatro Campoamor. No será, en cambio, la primera pareja de premiado que ocupe su lugar años después sobre el escenario del teatro. Ya les ocurrió a Susan Sontag y Annie Liebovitz, aunque ellas en diferentes disciplinas, Letras y Artes. También Pedro Alonso y Clara Menéndez, marido y mujer, compartieron Príncipe de Cooperación.

Noticias relacionadas

La carrera de Siri Hustvedt deslumbró a un jurado que miró de nuevo hacia la literatura norteamericana en lengua inglesa después de que el pasado año hiciera lo propio con la francesa de la mano de Fred Vargas.

Nacida en el Medio Oeste, Hustvedt ha hecho de Nueva York su espacio vital, y más concretamente del barrio de Brooklyn, donde ha parido buena parte de su obra. Ha frecuentado el ensayo, la poesía y la novela esta mujer de 64 años madre de la cantante Sophie Auster.

'Recuerdos de futuro', publicada este mismo año, es la última obra de la autora, que se inició en la ficción en 1992 con 'Con los ojos vendados'. Luego llegarían 'El hechizo de Lily Dahl', 'Todo cuanto amé', 'Elegía para un americano', 'El verano sin hombres' y 'Un mundo deslumbrante'. Como poeta es autora 'Leer para ti', mientras que en su faceta de ensayista ha firmado 'En lontananza' , 'Los misterios del rectángulo', Una súplica para Eros', 'La mujer temblorosa o la historia de mis nervios', 'Vivir, pensar, mirar' y 'La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres', escritos entre 1998 y 2016.

«Nadie espera inteligencia de una mujer guapa», ha dejado dicho en alguna ocasión. Ella lo es y lo ha reflexionado, como ha hecho sobre muchos aspectos relacionados con el feminismo en sus trabajos «El feminismo se ha asociado con pérdida de feminidad», ha dicho en alguna ocasión. Y ha aclarado que no es eso: «Se trata de abrir la puerta de la libertad humana, tanto para las mujeres como para los hombres, la libertad para perseguir sin ningún tipo de castigo los deseos propios, ya estén dentro de marcos femeninos o masculinos».

Mujer interesada por la ciencia, por el psicoanálisis, leyó a Freud con 16 años y siempre ha buscado desentrañarnos a nosotros mismos. Eso es la literatura al fin y al cabo, dar con los quids para entendernos. Ella sigue en esa lucha, ahora con un Princesa de las Letras de Asturias bajo el brazo.