«El equipo siempre tuvo fe en el trabajo»

«El equipo siempre tuvo fe en el trabajo»
Christian Fernández, durante el calentamiento con el que empezaba la sesión. / ELOY ALONSO

Christian Fernández destaca «la unión del vestuario en los momentos más difíciles de la temporada»

RAMÓN JULIO GARCÍA

El Real Oviedo vive sus mejores momentos de la temporada y algunos jugadores también. Es el caso del defensa Christian Fernández que se mantiene en el equipo como uno de los pilares en el conjunto de Juan Antonio Anquela.

El defensa cántabro, que está entre los nominados a mejor jugador de la jornada por la Liga de Fútbol Profesional, tiene claro que en este momento se están recogiendo los frutos del trabajo realizados durante la temporada.

El equipo ha dado un giro a su situación desde que comenzó el nuevo año. Christian Fernández tiene claro el motivo del cambio desde diciembre, «cuando la trayectoria del equipo no era esta, porque estábamos alejados de los puestos de 'play off' o se cuestionaba al entrenador, hablando de posibles destituciones, el equipo más fe tuvo en el trabajo que se estaba realizando y cerró filas en torno al entrenador». En su opinión, después de aquella etapa, ahora «recogemos esos frutos».

«En los peores momentos cerramos filas y ahora recogemos los frutos»

El futbolista, que el pasado sábado jugó su partido noventa con la camiseta azul, destacó ayer la importancia del triunfo del pasado sábado para «continuar en una racha positiva, dar continuidad a todo el buen trabajo que se lleva realizando desde tiempo atrás». Sin embargo, no quiere mirar atrás y prefiere pensar en continuar con la buena dinámica empezando por el encuentro del sábado en Albacete, «con el propósito de sacar algo positivo del líder».

Christian Fernández fue protagonista ante el Alcorcón con el pase del gol a Tejera y es uno de los capitanes del equipo. Considera importante mantener la calma, también en estos buenos momentos, y pide sobre todo «mesura porque esto es fútbol, vivimos del día a día y del resultado. Indudablemente nos estarán esperando. El fútbol es así». En definitiva quiere mantener la tranquilidad y aprovechar el momento.

El equipo ya ha estado en otras temporadas en una situación similar a la actual, pero finalmente no alcanzó los puestos de 'play off' y en la plantilla nadie lo obvia. Sin embargo, Christian Fernández, con lo que se queda es con que en todos estos años «se ha estado luchando hasta la última jornada». «El mayor éxito de este equipo a día de hoy es que tiene deuda cero y que todos los años, a pesar de que parte con inferioridad económicamente a otras entidades, siempre acaba peleando por esos objetivos». Incluso cree que se valora poco lograr la permanencia para seguir en el fútbol profesional.

Más Real Oviedo

Una de las claves de la mejoría del equipo es que el técnico está recuperando efectivos y la competividad aumenta. El defensa destaca que considerar a unos jugadores titulares y a otros suplentes es «algo subjetivo». En este sentido, recuerda que en el momento del gol, ante el Alcorcón, en el banquillo estaban jugadores habituales en el once azul, como Toché, Mossa, Yoel Bárcenas, Saúl Berjón o Javi Hernández. Esta circunstancia que considera «un lujo que igual otros equipos no se pueden permitir, y aquí habla del nivel competitivo que exige y de la importancia del que no sale de inicio». Por lo que concluye que «los cambios son los que de verdad posibilitan que se gane y cambian el signo del mismo».

A nivel personal, Christian Fernández no cree que esté viviendo su mejor momento «llevo tres años muy buenos en el Oviedo pero bueno, cuando eres protagonista en momentos puntuales siempre parece que el reconocimiento es mayor». Además, tiene claro que su labor en el equipo no es «dar asistencias o marcar goles, sino la de defender y ofrecer solvencia, es una labor oscura que no tiene la trascendencia por ejemplo de una asistencia o de un gol que signifique la victoria».

El partido del pasado sábado le ha servido para estar entre los nominados a mejor jugador de la jornada por la LFP, algo a lo que no le da mucha importancia, aunque está «agradecido» por la nominación. «Esto refleja un poco el rendimiento que está ofreciendo el equipo», esgrime el jugador que considera que lo importante, al final, «es ir a Albacete y conseguir los tres puntos».

Finalmente, no quiso entrar en detalles sobre su renovación después de que cumpliera los partidos mínimos establecidos en su contrato: «Estoy igual de contento se hubiese producido o no». Avisa de que aún queda una premisa por cumplir que es que el club quiera que continúe. «Eso será cuando nos sentemos y haya ese entendimiento, hasta entonces es papel mojado», dijo el defensa del conjunto carbayón.

Síguenos en: