La Justicia alemana tumba la ayuda a las familias que renuncian a llevar a sus hijos a la guardería

Guardería en Frankfurt./
Guardería en Frankfurt.

El tribunal concluye que el polémico subsidio, creado para no discriminar a quienes deciden educar a sus hijos en casa, es competencia de los estados federados

EFEberlín

El Tribunal Constitucional (TC) alemán ha declarado contrario a la Constitución el polémico subsidio de 150 euros mensuales que pueden percibir las familias que renuncien a llevar a sus hijos a las guarderías.

El TC aceptó así un recurso presentado por la ciudad-estado de Hamburgo, que había impugnado la ley que reglamenta el subsidio -calificado por sus opositores de forma peyorativa como la "prima del fogón"- al considerar que el estado federal no tenía competencias para imponer una medida de esa naturaleza. La creación de una ayuda de ese tipo y su financiación, según concluyó hoy el TC, es competencia de los estados federados.

La llamada "prima del fogón" se aprobó en la pasada legislatura como una concesión a la Unión Socialcristiana (CSU), el ala bávara de la conservadora Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel. La CSU exigió ese subsidio y argumentó que, al consagrar como derecho el tener un puesto en una guardería para los hijos menores de tres años y las inversiones que eso implicaba, había que buscar un camino para que quienes decidieran educar a sus niños en casa no fueran discriminadas.

Los 150 euros se pagan a quienes deciden no llevar a sus hijos a una guardería pública o concertada y se cobra junto al denominado "Kindergeld", la prestación de 188 euros mensuales que se percibe por cada hijo, independientemente del nivel de renta.

Reivindicación histórica

La defensa de escuelas de jornada completa o de guarderías para menores de tres años fue en Alemania una reivindicación histórica del Partido Socialdemócrata (SPD) y Los Verdes, mientras que la CSU y los sectores más conservadores de la CDU durante décadas se mostraron escépticos ante la integración de las mujeres en la vida laboral.

Sin embargo, durante el primer Gobierno de Angela Merkel (2005-2009) la CDU dio un vuelco con diversas iniciativas de la entonces ministra de Familia y actual titular de Defensa, Ursula von der Leyen. Con la llegada al poder de la actual gran coalición de gobierno, el SPD, pese a su rechazo a la "prima del fogón", se comprometió a no cuestionarla en el Parlamento durante esta legislatura. Ello no excluía sin embargo posibles acciones legales de los estados federados con gobiernos socialdemócratas, lo que fue aprovechado por Hamburgo para recurrir el subsidio ante el TC.

Tras la sentencia de hoy desaparece la "prima del fogón" en el ámbito federal, pero los estados federados tienen la potestad de mantenerla a nivel regional si crean el marco legal correspondiente. El primer ministro de Baviera, Horst Seehofer, el principal defensor del subsidio, dijo que éste se seguirá pagando en su estado federado.

Coste de la medida

En cuanto a lo que ocurrirá en los estados federados con gobierno socialdemócrata, la secretaria general del SPD, Yasmin Fahimi, sugirió hoy que se creen disposiciones provisionales para que quienes reciben ya el subsidio lo mantengan durante el tiempo que les correspondería, los primeros 22 meses del niño.

En 2014 esa prestación le costó a Alemania 403 millones de euros, 111 millones menos que lo presupuestado inicialmente. En el primer trimestre de 2015 se registraron 455.321 solicitudes para el subsidio, la mayor parte de los estados de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado de Alemania, Baviera y Baden-Württenberg.

En términos relativos, es decir, en cuanto al porcentaje de familias que solicitan la ayuda, a la cabeza está Baden-Württemberg, que, al igual que Baviera, es una región de tradición conservadora, aunque actualmente tiene un primer ministro verde, Winfried Kretschmann, coaligado con el SPD.

 

Fotos

Vídeos