Así es la dieta que puede salvar el planeta

Así es la dieta que puede salvar el planeta

Una comisión de expertos de todo el mundo sitúa el consumo máximo de alimentos por persona y día en 2.500 kilocalorías

ALMUDENA SANTOSMadrid

Una comisión de expertos internacionales ha elaborado un modelo de dieta que pretende conseguir dos objetivos muy importantes. El primero de ellos, reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. El segundo, hacer disminuir las tasas de obesidad. La dieta que han establecido por persona y día contiene un total de 2.500 kilocalorías, lo que equivale a 1.324 gramos de alimentos. Esta nueva forma de alimentación contendría: 200 gramos de frutas, 250 gramos de leche entera o equivalente de productos lácteos, 232 gramos de arroz, trigo, maíz y otros cereales, 300 gramos de verduras, 31 gramos de azúcares, 52 gramos de grasas añadidas (de los que 40 gramos serán aceites insaturados y 12 de saturados), 50 gramos de patatas y yuca, 13 gramos de huevos y 209 gramos de proteínas (75 gramos de legumbres, 50 gramos de frutos secos, 29 gramos de pollo y otras aves, 28 gramos de pescado y el resto de ternera, cordero y cerdo).

Este régimen alimentario surge después de que los expertos detectaran que el consumo de carne roja en el mundo es demasiado alta, al igual que de vegetales almidonados ricos en hidratos y huevos. Afirman que, a pesar de la «brecha dietética» que existe entre los distintos países de todos los continentes, por culturas, tradiciones o recursos económicos, son unos datos que se cumplen en todas las partes del planeta. Sugieren que las carnes sean mayoritariamente procedentes de distintas aves. Una ración de 30 gramos al día de estos animales equivaldría a comer una pequeña hamburguesa de ternera a la semana.

El objetivo que la comisión internacional plantea es reducir a la mitad la ingesta de carnes rojas y azúcares para doblar la cantidad de frutas, hortalizas, legumbres y frutos secos. En este momento, el consumo de carne y de alimentos procesados y refinados en exceso en Occidente provocan los mayores riesgos para la salud, superando en muchos casos los causados por el sexo no seguro, el alcohol, la droga y el tabaco juntos, según se establece en el informe.

Más información