El #10YearsChallenge que sí merece la pena ver

A la izquierda, Camila, con ocho años y en plena lucha contra la leucemia, y a la derecha, en la actualidad

El antes y después de Camila Rivadavia conmovió a las redes sociales

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Camila Rivadavia, una adolescente de 18 años de Mar del Plata, fue una de las tantas usuarias que se sumó al desafío viral del momento bautizado #10YearChallenge, en donde los participantes tienen que compartir una foto actual y una de hace diez años. Pero a diferencia del resto, su historia iba más allá del simple paso del tiempo, sino que reflejaba su lucha contra un cáncer que le diagnosticaron a los ocho años.

A través de su cuenta de Twitter, publicó unas imágenes que se viralizaron a las pocas horas. «No me animaba, pero..», escribió junto a las fotos que la muestran mientras estaba en pleno tratamiento de la enfermedad, en 2009, y cómo está hoy, sana.

Antes de compartir su «antes y después» lo pensó dos veces. «Mucho tiempo oculté esta parte de mi vida para que no me vean como una víctima. No quería ser una chica que tiene cáncer, quería que me vean como Cami», explicó en referencia a sus dudas sobre compartir esta parte de su infancia.

Aunque sus amigos de toda la vida ya lo sabían, las personas que conoció fuera del colegio no estaban al tanto. Mucho menos los seguidores de su cuenta de Twitter, que se sorprendieron al enterarse.

La respuesta fue una catarata de mensajes de amor, felicitaciones y esperanza. «Nunca me imaginé que iba a tener esta repercusión. Pensé que iba a quedar en mi entorno de seguidores», sostuvo Camila.

Noticias relacionadas

«Muchos me escribieron que era una guerrera, que estaban felices de ver este logro. Me dijeron cosas muy lindas», contó entusiasmada por la reacción en las redes. «No pensé que iba a llegarle a tantos», concluyó.

Camila, en la actualidad
Camila, en la actualidad

Camila Rivadavia tenía ocho años cuando le diagnosticaron leucemia linfática aguda. Durante casi tres años luchó contra esta dura enfermedad y en 2012 le dieron el alta.