Más de 3.000 alumnos tendrán que repetir la Selectividad en Extremadura por la filtración de varios exámenes

Los estudiantes se preparan minutos antes de que den comienzo en un aula de la Facultad de Derecho de Zaragoza. / Javier Cebollada (Efe)

Los controles anulados son en Matemáticas, Latín, Fundamentos del Arte, Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales, Geología, Griego y Diseño

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

La filtración de varios exámenes de las pruebas de acceso a la universidad (Ebau), antiguamente llamada Selectividad, hará que más de 3.000 estudiantes extremeños tengan que volver a examinarse.

Un error de la Universidad de Extremadura o un hackeo a la web dejaron, según una denuncia anónima, varios exámenes en manos de personas ajenas a la universidad. Las asignaturas afectadas son las celebradas el miércoles en la segunda parte de la mañana y el bloque de pruebas de la tarde.

Matemáticas, Latín y Fundamentos del Arte son las asignaturas que forman parte del primer bloque temático afectado, en cuyas pruebas estaban involucrados ayer 3.056 alumnos.

El segundo bloque, del que también se examinaban en la jornada de ayer, está formado por Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales, Geología, Griego y Diseño y afectaba a 1.955 alumnos.

Una reunión del Tribunal Calificador de las Pruebas en la tarde de ayer, ante las sospechas del acceso indebido a los exámenes, procedió de forma urgente a cambiar todos los exámenes de hoy jueves, 7 de junio.

El vicerrector de Estudiantes de la Universidad de Extremadura, Ciro Pérez, ha sido el encargado de leer la declaración en nombre de la comisión organizadora de las pruebas. Ha recalcado las disculpas por las molestias causadas, especialmente a los estudiantes, pero ha insistido en que lo primero es garantizar la igualdad de oportunidades.

El presidente del tribunal de la EBAU, Javier Benítez, por su parte, ha especificado que detectaron 14 descargas de la web de la Universidad de Extremadura que podrían haber dejado al descubierto los exámenes. Aseguran que ellos mismo detectaron el problema y que se subsanó en unas pocas horas.

Lo que no desvelan es cómo se produjo el error. Indican que los servicios informáticos de la Universidad de Extremadura están investigando los hechos. «Si ocurre en Google o en Facebook nos puede pasar a nosotros», ha dicho Javier Benítez. «Lo importante es la detección, la transparencia y que se pusieron todos los medios humanos y técnicos. Agradezco la labor de la comisión organizadora», ha añadido Ciro Pérez.

 

Fotos

Vídeos