Ningún centro público catalán da las horas mínimas de castellano, según un estudio

Un acto independentista en un colegio catalán. /R. C.
Un acto independentista en un colegio catalán. / R. C.

Un informe de la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña concluye que allí no se cumple con el 25% de las clases impartidas en asignaturas troncales y con el material didáctico en español

AGENCIAS

Un informe de la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) concluye que el castellano «no es una lengua vehicular» en las escuelas públicas de esa comunidad y no cumple con el mínimo de 25 % de horas en castellano impartidas en asignaturas troncales y con el material didáctico de esa lengua.

En el estudio, presentado este miércoles, sobre «Los Proyectos lingüísticos de la escuela pública catalana: la marginación del castellano», la AEB ha analizado 2.214 proyectos lingüísticos de centros públicos (PLC) -desde los de educación infantil hasta los de Secundaria y Bachillerato- de los 2.325 existentes, lo que supone una muestra del 95,2 %.

La presidenta de la AEB, Ana Losada, quien ha destacado «la marginación del castellano», ha sido la encargada de desglosar los datos, que indican que solo 4,3 % de los PLC nombran la Constitución en su marco legal y el 95,7 % sostiene como «máximo referente» el Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Según el análisis de la AEB, sólo 126 centros imparten una asignatura no lingüística en castellano: el 7,7 % de los de Educación Infantil y Primaria y el porcentaje se reduce al 0,2 en el caso de los de Secundaria y Bachillerato.

«El castellano no es una lengua vehicular en las escuelas catalanas», remarca. Las cifras muestran que el 2,3 % de las escuelas de educación de 0 a 3 años utiliza el castellano como lengua de docencia, mientras que en las de educación de 3 a 6 años es el 12,3 % y en este sentido, el informe asegura que nueve de cada diez alumnos comienzan a estudiarlo en el primer curso de Primaria, es decir a los 6 años.

El estudio aporta más números como que un 4,3 % de los estudiantes que empiezan clases de castellano a los 6 años lo hacen de forma oral y escrita, en tanto que la mayoría de los alumnos no empieza a adquirir esas competencias hasta el segundo curso (a los 7 años de edad).

En los casos de Infantil y Primaria los centros eligen las asignaturas de educación física y plástica «para reforzar el castellano».

«El castellano no es lengua de cultura en las escuelas porque su aprendizaje está supeditado al catalán», ha señalado Losada, quien también ha hecho hincapié en que los centros se aseguran de que los tutores no sean los profesores de castellano.

Con ello, el informe insiste en que ningún centro cumple con el mínimo del 25 % de las horas en castellano en las asignaturas troncales y con el material didáctico correspondiente.

La AEB también ha analizado la comunicación interna en los colegios e indica que el 98,5 % de los PLC «veta» al personal docente y no docente el uso del castellano oral en todos los ámbitos como pasillos, patio o comedor, además, el 88,8 % establece que la única lengua de comunicación oral con las familias sea el catalán.

Así, el 97,4 % de los centros envía comunicaciones escritas a las familias solo en catalán y el 95,5 % incluye la instrucción a las asociaciones de padres y madres de alumnos para que las comunicaciones a las familias se hagan exclusivamente en esa lengua. Además, un 94,9 % de las actividades extraescolares se realizan de forma exclusiva en catalán.