Mel Gibson: «Me interesa mucho la figura de Don Pelayo porque unió a los suyos»

Mel Gibson, en Oviedo. / E. C.

La estrella de Hollywood disfruta en Oviedo de unas vacaciones por el norte de la Península

E. C.

Mel Gibson ya está en Asturias. Después de realizar una ruta por el norte de la Península, el actor y director estadounidense llegaba este viernes por la tarde a la capital del Principado junto con su familia y amigos en un viaje de carácter privado. En Oviedo, Gibson ha elogiado a Don Pelayo, figura clave en la Reconquista de España. «Me interesa mucho la figura de Don Pelayo porque unió a los suyos; contamos muchas historias sobre leyendas y cosas que no son ciertas, y lo que él hizo fue un hecho histórico», señaló, sin descartar la posibilidad de hacer una película sobre el tema, porque es un relato «muy atractivo».

Mel Gibson con Ander Azcárate.
Mel Gibson con Ander Azcárate.

El amigo burgalés que le acompaña explicó hoy por la mañana que la intención del grupo era ver el casco antiguo de la ciudad y la Catedral, aunque Gibson apuntó que prefería no dar detalles sobre su plan, porque el viaje es de caracter privado, con su familia, y no una cuestión de trabajo. Aún así, el actor y director explicó que Asturias «es un lugar precioso, me encanta», aunque añadió que acaba de llegar y que «tendré que echar un vistazo por ahí para poder certificarlo». Su primera impresión sobre Oviedo es que es «un lugar precioso, me está gustando mucho todo el Norte de España, y esta parece una bonita ciudad».

Más información

Previamente la estrella de Hollywood había estado en Burgos, donde acudió a la catedral; La Rioja, visitando Santo Domingo de La Calzada y San Sebastián, donde comió en . Durante su recorrido por el norte Gibson ha mostrado gran interés por los edificios históricos, y en el caso del templo burgalés realizó una visita guiada en la que estuvo atento en todo momento a las explicaciones de los expertos.

La estrella australiana realiza este viaje junto a su novia, la joven de 28 años Rosalind Ross, y varios de sus hijos. Es conocida la devoción religiosa del autor de 'La pasión de Cristo', que tiene 63 años, y parece que en este viaje está alimentando su curiosidad eclesiástica con la visita a diferentes templos y está siguiendo, en cierta medida, el Camino de Santiago por la cornisa cantábrica.

El pasado miércoles visitó otro templo, aunque en este caso gastronómico. Disfrutó de una cena en el restaurante que Martin Berasategui tiene en Lasarte. «Hacía tiempo que no disfrutaba una cena así», comentó el actor y director, que no dudó en fotografiarse junto a personal del restaurante. Gibson dio buena cuenta del largo menú degustación del chef en la renovada terraza del «tres estrellas». «Probó de todo y todo le gustó», dicen en el establecimiento.