El lujo navega con sello asturiano

El barco, la embarcación del modelo SD96, cuyo interior firma Urquiola y que presentó ayer la naviera Sanlorenzo en el Festival de Yates de Cannes. Abajo, una de las habitaciones y la zona de estar. / SANLORENZO
El barco, la embarcación del modelo SD96, cuyo interior firma Urquiola y que presentó ayer la naviera Sanlorenzo en el Festival de Yates de Cannes. Abajo, una de las habitaciones y la zona de estar. / SANLORENZO

La arquitecta ovetense Patricia Urquiola presenta en Cannes su primer yate | Firma el interior de un barco al alcance de pocos, capaz de evolucionar y adaptarse a las necesidades de quienes viven en él

A. COLLADOGIJÓN.

Los devotos de la arquitecta y diseñadora ovetense Patricia Urquiola, que son legión, son también testigos de cómo toca cada vez más palos. Y con nota. No se trata solo de sillas con las que los amantes del diseño pueden perder la cabeza. No se trata solo de hoteles, tiendas, oficinas, apartamentos y casas. No tienen ya que conformarse con disfrutar -avión mediante, los más pudientes, y a través de fotografías, el común de los mortales- de las impresionantes viviendas que firma la asturiana. Como esa de las Maldivas en la que cualquiera -cualquiera con capacidad de desembolsar 14.000 euros la noche- puede alojarse. Los amantes del gran azul hace tiempo que saben que también podrán disfrutar de sus creaciones en cruceros de la naviera Celebrity Cruises. Y, ahora, la arquitecta da un paso más allá en el lujo marino. Ayer presentó en Cannes su primer yate.

La aventura corre a cargo del astillero italiano Sanlorenzo, que lleva construyendo este tipo de embarcaciones desde 1958. En el modelo que presentó, el SD96, Urquiola aporta su visión a bordo e interpreta el interior en nombre de la versatilidad, para dar vida a un barco capaz de evolucionar y adaptarse a las necesidades de quienes viven en él.

El estudio de la ovetense firmará cuatro yates en una colaboración que durará cuatro años. Es el comienzo de la nueva armada invencible del diseño. Listos para la batalla contra los excesos de mal gusto, desde el mismo momento que vieron la luz, ayer, en el Festival de Yates de Cannes 2019.