Las 'manadas' de España

Las denuncias por agresión sexual múltiple -realizadas por entre cuatro y diez hombres- se han disparado hasta la veintena en 2018 -duplicando las del año anterior-

ISAAC ASENJOMadrid

La violación en grupo en los Sanfermines de 2016 marcó un punto de inflexión en cuanto a las agresiones grupales, situando este delito en el foco mediático, y arrastrando un intenso debate social que se mantiene intacto por el aumento de las vícimas. Las denuncias por agresión sexual múltiple -realizadas por entre cuatro y diez hombres- se han disparado hasta la veintena en 2018 -duplicando las del año anterior- según un informe de la web Geoviolencia sexual. Y en los primeros seis días de este nuevo año, son ya dos las agresiones de este tipo denunciadas e investigadas en España.

Las víctimas de las 'manadas' comparten patrones similares.«Mujer joven es agredida sexualmente con penetración por un grupo de más de tres hombres, también jóvenes (menores de 30 años tanto víctima como agresores), que se conocieron en la calle la noche de la agresión, en una fiesta o momento de ocio», según consta en dicho informe. Las víctimas de agresiones sexuales múltiples son jóvenes de entre 12 y 22 años, que además, en su mayoría son drogadas. Las violaciones por parte de grupos conformados por entre cuatro y 10 agresores, ocurren en casas, discotecas, portales y vehículos, según datos del Ministerio del Interior.

Las cifras del Gobierno son que 1.517 fueron detenidos e investigados en 2017 por agresiones con y sin penetración; 1.568, en 2016, y un total de 13.824, entre 2010 y 2017 sin especificar cuántas son grupales o individuales.

Los delitos sexuales 'menores', como los tocamientos o agresiones sin penetración también han experimentado una notable subida

En España se denuncia una violación cada cinco horas. Son la que han interpuesto las mujeres en nuestro país a lo largo del pasado año. Lo confirma el informe Balance de Criminalidad publicado por el ministerio de Interior y corresponde al tercer trimestre del año, que recoge datos entre los meses de enero y septiembre de 2018. Las denuncias no decrecen y van en aumento. Un 23% más respecto al mismo periodo de 2017, que a su vez ya era un 10% superior al 2016.

Las manadas en España han agredidos sexualmente a mujeres en todas la comunidades autónomas. Los últimos casos han tenido lugar en Callosa d'en Sarrià (Alicante) y Burriana (Castellón). En el primer suceso, cuatro jóvenes de origen ecuatoriano han sido detenidos por forzar sexualmente y drogar a una joven. La víctima, en un vídeo grabado de cinco minutos por los agresores, aparece completamente rodeada y sujeta por todos los detenidos.

En el segundo de los sucesos, una chica de 17 años denunció ser agredida sexualmente por dos varones. Ambos se encuentran actualmente en prisión sin fianza.

En febrero del año pasado, en Pola de Lena (Asturias), una joven de 18 años denunció haber sido drogada y violada por un grupo de hombres a los que posteriormente consiguió identificar. En marzo se notificaron hasta cuatro casos. En Alicante diez jóvenes de nacionalidad argelina fueron detenidos por agredir a tres chicas fugadas de un centro de menores. En la misma ciudad, dos hombres fueron detenidos por agredir sexualmente y retener ocho horas a una chica a la que conocieron en un bar.

Cinco jóvenes - dos de ellos menores- fueron detenidos tras intentar violar a una chica de 16 años a plena luz del día y en una calle céntrica de Jaén. La joven fue asistida de diversas lesiones en un centro médico cercano.

En abril se detuvo a tres hombres acusados de violar a una chica de 20 años en la pedanía murciana de Beniaján. También en el mismo mes, una joven de 20 años denunció haber sido agredida sexualmente por dos hombres en Vejer de la Frontera (Cádiz). La chica llegó a casa sin recordar nada, con el cuerpo lleno de moratones y la ropa hecha jirones.

En mayo hubo otras dos agresiones grupales. La primera en La Bisbal d'Empordá (Gerona), donde cinco menores amenazaron a una niña de 12 años con difundir imágenes de ella desnuda si no mantenía relaciones sexuales con ellos, según explicó la policía catalana. Dos fueron detenidos y tres remitidos a la Fiscalía de menores por no tener todavía 14 años.

La segunda ocurrió en Molins de Rei (Barcelona) y fueron detenidos seis hombres por agredir sexualmente a una chica en el maletero de un coche a la salida de una discoteca.

En junio, llegó el caso de la llamada 'La Manada Canaria', donde cinco hombres -uno menor- violaron a una menor de edad durante la noche de San Juan y la grabaron con sus móviles. El mismo mes

Ese mismo mes, un agente portuario evitó una agresión de siete hombres a una joven sevillana en Tarifa. El hombre se encontraba realizando funciones de protección en el acceso al control de acceso al Puerto de Tarifa cuando escuchó a una mujer gritando y pidiendo auxilio.

También la noche de San Juan, varios menores sometieron a dos chicas -de 14 y 16 años- en Mazarrón (Murcia), a las que forzaron para que les hicieran una felación, según informa La Verdad de Murcia.

Entre julio y septiembre se registran otros siete casos en Valencia, Salou, Cáceres, Málaga, Mijas, Bilbao y Collado Villalba (Madrid), con un total de 20 detenidos por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Entre las mujeres agredidas se encuentran dos discapacitadas que fueron raptadas a las puertas de una discoteca y en la calle, en Bilbao y Madrid, respectivamente. Antes de finalizar el año se produjeron otros dos casos más que hacen aumentar la cifra hasta las 20 agresiones. Uno en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), donde quince varones de nacionalidad marroquí realizaron tocamientos a una chica en el vagón del metro y apuñalaron a su novio, que acudió a la zona para ayudarla. El último de los casos -antes de concluir 2018- tuvo lugar en Nochevieja, cuando una chica de 17 años fue agredida por dos hombres en Burriana (Castellón), que se encuentran en prisión sin fianza.

 

Fotos

Vídeos