La novia de un inglés que se precipitó desde un balcón en Magaluf critica la baja altura de las barandillas

Un joven realiza 'balconing'./E.C.
Un joven realiza 'balconing'. / E.C.

Asegura que su prometido se encontraba en las islas por motivos de trabajo

EL COMERCIO

La novia del joven británico que falleció el pasado 7 de junio tras precipitarse de un balcón en Magaluf ha desvinculado esta muerte a un posible caso de 'balconing'. En su cuenta de Twitter ha asegurado que la caída de su prometido fue motivada por la baja estatura de las barandillas en las terrazas de España.

Entre los turistas británicos resulta una práctica muy habitual el salto de un balcón a otro o incluso el lanzamiento a la piscina desde la propia terraza, lo que se conoce como 'balconing'.

El citado accidente tuvo lugar en la noche del 7 de junio a las tres de la madrugada y hasta el lugar de los hechos se desplazaron los servicios de emergencia, que no pudieron hacer nada por salvar la vida del joven.

La pareja del chico, Mia Smith, asegura que el fallecido se encontraba en Mallorca por motivos de trabajo. Recuerda que sucesos de este tipo ocurren en todo el mundo, pero la mayoría de ellos ocurren en España y en sus islas. Algo que atribuye a la altura tan baja de las barandillas, que es de 1,09 metros. «Si es posible tropezar y caer desde un balcón es porque no es 100% seguro», esgrime.

Pero no solo arremete contra el tamaño de los balcones, también lo hace contra los hoteles, a los que acusa de fomentar el consumo de alcohol.