Las tapas que no podemos dejar de comer

El salmorejo es uno de los platos más apetecibles con la llegada del buen tiempo. /E.C.
El salmorejo es uno de los platos más apetecibles con la llegada del buen tiempo. / E.C.

Repasamos algunos de estos suculentos platos cuyo sabor no puede olvidar nuestro paladar

Carla Coalla
CARLA COALLA

1.Salmorejo cordobés. Es la tapa perfecta para el verano, al menos para aquellas zonas en las que pega fuerte el sol. Un buen cuenquito de salmorejo cordobés, con taquitos de jamón ibérico y huevo cocido.

Salmorejo.
Salmorejo. / E.C.

2.Pulpo a la gallega. Aunque estamos acostumbrados a comer raciones, lo suyo es apostar por las tapas, para poder probar varios platos diferentes. Un poco de pulpo a la gallega, con su patata cocida y un trocito de pan para acompañar. Un bocado irresistible.

Pulpo a la gallega.
Pulpo a la gallega. / E.C.

3.Pinchos vascos. Aquí la oferta es variada e infinita, porque hay tantos pinchos en el País Vasco como bares o restaurantes son capaces de inventar. Desde el clásico, de tortilla de patata, hasta mezclas de salmón y gulas o chorizo con queso. Merece la pena hacer una ruta de pinchos de vez en cuando.

Libro de 'pinchos' contra 'tapas' de la serie 'Allí abajo'.
Libro de 'pinchos' contra 'tapas' de la serie 'Allí abajo'. / Antena 3

4.Caprichito. Jamón ibérico y huevo de codorniz, todo ello sobre un pan untado con tomate. Esta es una de las tapas más características de la zona de Andalucía, aunque tiene múltiples variedades. De hecho, en los últimos tiempos, es costumbre montar el jamón y el tomate sobre berenjenas rebozadas y fritas, incluso sobre diferentes tipos de carne.

El jamón ibérico es un producto estrella de la dieta mediterránea.
El jamón ibérico es un producto estrella de la dieta mediterránea. / E.C.

5.Espetos. A pesar de que las sardinitas se pueden comer en cualquier parte, nada como un espeto recién hecho, en una barca, y con olor a costa malagueña. Los espetos son las tapas más características de esta zona.

Espeto.
Espeto. / E.C.

6.Croquetas. Es la tapa por excelencia de cualquier zona que se precie. Las croquetas son la elección básica en cualquier quedada que se precie, porque gustan a pequeños y grandes y porque, si son unas buenas croquetas caseras, ¡están buenísimas!

Croquetas.
Croquetas. / E.C.

7.Solomillo al whisky. Si ya es típico tomar una tapa de carne, el solomillo al whisky es uno de los indispensables o fijos, sobre todo en la zona de Andalucía, donde también abundan el solomillo al roquefort o a la pimienta. En los últimos tiempos también ha tomado mucha importancia el solomillo a la carbonara.

Medallones de solomillo.
Medallones de solomillo. / E.C.

8.Ensaladilla rusa. Es la tapa de las tapas y no tiene término medio: o te encanta o la detestas. Los amantes de la ensaladilla rusa siempre apuestan por probar esta tapa, sea donde sea, pues no duda en darle una oportunidad.

Ensaladilla rusa.
Ensaladilla rusa. / E.C.

9.Torreznos. Cortezas de cerdo fritas en aceite muy caliente. De ello se compone este manjar que es capaz de volver loco a todo el que lo prueba, eso sí, cuidado con las cantidades, pues se trata de un aperitivo excesivamente calórico y que supone un verdadero impulso para el colesterol.

Torreznos.
Torreznos. / E.C.

10.Queso manchego. Genial como aperitivo para acompañar una cervecita, una copa de vino o incluso un mosto. El queso manchego es una de las delicatessen de España.

Queso manchego.
Queso manchego. / E.C.