El drama de Julen revive la tragedia de Alfredino Rampi

El drama de Julen revive la tragedia de Alfredino Rampi
Alfredo Rampi.

Lo ocurrido con 'Alfredino' generó un sentimiento de rabia y de impotencia que inundó al país italiano

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Hace 38 años Italia vivió el angustioso rescate de un niño atrapado en un pozo y que originó la llamada «televisión del dolor». La desesperada operación de rescate de Julen, atrapado en el interior de un pozo desde el pasado domingo en la Sierra de Totalán, recuerda al caso de Alfredo Rampi, un niño italiano de seis años que fue hallado muerto tras caer en un pozo cerca de Roma en 1981.

En aquella ocasión, el niño cayó en un pozo artesanal de unos 40 centímetros de diámetro situado en el municipio de Frascati. La familia de Alfredino disfrutaba de unos días de vacaciones en su segunda residencia en dicha localidad. La tarde del 10 de junio, padre e hijo salieron a pasear y, a la vuelta, el pequeño propuso adelantarse en el camino. Pero cuando Ferdinando Rampi llegó a casa su hijo aún no había llegado. Una hora y media más después, y tras buscarlo junto a su mujer desesperadamente por todo el vecindario, alertaron a las autoridades.

Una de las vecinas comentó la posibilidad de que Alfredino hubiera caído en un pozo excavado recientemente en una parcela cera de la residencia familiar. Cuando la Policía llegó al lugar, se encontró el pozo cubierto con una sábana sostenida por varias piedras. Hacía pocas horas que el propietario de la finca lo había cubierto, sin reparar en que Alfredino se había escurrido en el estrecho agujero. De su interior emanaba la voz del niño, pidiendo auxilio.

Durante más de setenta horas se luchó por rescatarlo con vida, pero los esfuerzos de los equipos de emergencia resultaron inútiles. Cuando llegaron hasta él, Alfredo Rampi aún estaba vivo, hablaba y pedía a su madre que lo sacara de allí. Pero no logró resistir. Lo ocurrido con 'Alfredino' generó un sentimiento de rabia y de impotencia que inundó al país italiano, que vivió uno de los acontecimientos más angustiosos que se recuerdan.