Fin a la imbatibilidad del Sporting (1 - 0)

Jugada del encuentro entre el Huesca y el Sporting./Carlos Gil
Jugada del encuentro entre el Huesca y el Sporting. / Carlos Gil

Los rojiblancos caen en Huesca en otro partido en el que jugaron media hora con diez hombres | Raba adelantó a su equipo con un cabezazo tras un centro desde la izquierda

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

El Sporting perdió su primer partido de la temporada. Lo hizo en Huesca, ante un rival que aprovechó su ocasión para marcar y así llevarse los tres puntos. El cuadro rojiblanco, sin apenas mordiente, estrelló dos balones en el palo con un remate de Molinero al filo del descanso y otro de Borja López en la última acción del choque.

José Alberto López optó por dar continuidad al equipo que venció la pasada semana al Albacete con Pedro Díaz como tercer hombre en el centro del campo para acompañar a Javi Fuego y Manu García con Carmona en la banda derecha y Aitor García en la izquierda.

1 Huesca

Rubén Yáñez, Pedro López (Datkovic, m. 67), Pulido, Josué, Luisinho, Mosquera, Mikel Rico, Eugeni, Raba (Ivi López, m. 63), Ferreiro y Escriche (Okazaki, m. 84).

0 Sporting

Mariño; Molinero, Babina, Borja, Damián, Fuego (Nacho Méndez, m. 79), Manu García, Pedro Díaz, Carmona (Pablo Pérez, m. 62), Aitor García (Álvaro Vázquez, m. 62) y Djurdjevic.

gol
1-0: m. 48, Dani Raba.
árbitro
López Toca. Amonestó en el Huesca a Raba, Eugeni, Ivi López; y en el Sporting a Pedro Díaz (expulsado por doble amarilla), Manu García
incidencias
partido disputado en El Alcoraz.

El mallorquín fue el mejor futbolista del Sporting en la primera mitad. Se ofreció por todas las zonas del campo en ataque y de sus botas nacieron las dos ocasiones más claras de las que disfrutaron los rojiblancos al filo del descanso. Un disparo suyo a media vuelta lo detuvo Rubén Yáñez a los 22 minutos del inicio, fue la acción que hizo despertar a los hombres de José Alberto que hasta el momento no pudieron más que esperar en su campo a que el Huesca cediera la posesión del balón.

El inicio del choque fue para los locales. El Huesca bombardeó el área del Sporting desde los costados, pero una vez más el rival se encontró con dos futbolistas que rallan la perfección en defensa. Babin y Borja López volvieron a demostrar su valía en el centro de la zaga sin dar ninguna opción a los adversarios.

El paso de los minutos asentó al Sporting, sobre todo en ataque. Manu García tardó en enseñarse, al igual que le sucedió ante el Albacete. Cuando lo hizo, el equipo se lo agradeció. Con la mejor imagen de los gijoneses llegó la mejor oportunidad para adelantarse en el marcador.

Carmona sacó una falta ante el despiste del Huesca para asistir a Molinero. El lateral remató al palo. El defensa tampoco pudo aprovechar el rechace de su disparo, ya que un defensor fue el que evitó su primer tanto con la camiseta rojiblanca. Faltaban cinco minutos para el descanso.

El fin del primer acto ayudó a un Huesca, que se vio sorprendido por el despertar del Sporting. El guión del encuentro se asemejaba mucho al de la semana pasada. El partido estaba abierto y cualquier equipo podía llevárselo. Todo hacía presagiar que un detalle era el que iba a decantar la balanza.

Este no se hizo esperar porque a los tres minutos de la reanudación, Raba adelantó al Huesca con un cabezazo tras un centro desde la izquierda. Damián erró en la marca y el futbolista del cuadro oscense aprovechó para marcar el primer tanto de la jornada. Al Sporting le tocaba remar a contracorriente por primera vez en la presente temporada.

Nueva expulsión

Por tercera partido en los cuatro que ha disputado el Sporting en la Liga, los rojiblancos jugaron con un hombre menos la última media hora. Pedro Díaz vio el camino de los vestuarios tras ver la segunda cartulina amarilla. Fue el momento en el que José Alberto tenía previsto un doble cambio. Pese a la expulsión, el técnico llevó a cabo su plan: cambió las bandas. Aitor y Carmona dejaron su sitio en el campo a Pablo Pérez y Álvaro Vázquez.

El VAR entró en acción para anular el gol de Ivi López, exrojiblanco, por fuera de juego previo de Escriche. Cuando el futbolista del Huesca celebraba su gol, el árbitro asistente levantó el banderín para señalizar la posición antirreglamentaria.

El último movimiento de José Alberto fue el de variar el centro del campo. Un discreto Javi Fuego abandonó el terreno de juego para que Méndez se situara junto a Manu García. Quedaban diez minutos para el final y el Sporting confiaba en que llegara una oportunidad con un contragolpe para igualar la contienda.

La entrada de Pablo Pérez cambió el plan a seguir. El gijonés se convirtió en la referencia ofensiva y el Sporting buscó su cabeza con balones largos para que Djurdjevic y Álvaro Vázquez intentaran aprovechar las segundas acciones.

En la última acción el Sporting volvió a estrellar el balón en el poste. Borja López encontró el esférico en la frontal del área, en una acción muy similar al gol que marcó ante el Rayo en la segunda jornada. La fortuna no sonrió al central porque su remate lo repelió el palo. Con su remate murió el encuentro y los tres puntos se quedaron en Huesca.

Faltó mayor protagonismo del equipo de José Alberto en el ataque. Una vez más inició un encuentro a la espera de ver el plan de su rival. No funcionó el esquema porque la posesión del esférico fue para los locales. Si el técnico quiere que el equipo lleve el peso de los encuentros, tendrá que pedir mayor atrevimiento a sus futbolistas. Por el momento, no lo está consiguiendo.

Más información