https://static.elcomercio.es/www/menu/img/tecnologia-desktop.jpg

Seis móviles antiguos con los que podrías ganar un pastón

Seis móviles antiguos con los que podrías ganar un pastón

Esos antiguos móviles ya han quedado en el olvido, pero lo que no sabe la mayoría de la gente es que pueden hacerte ganar mucho dinero

ELCOMERCIO.ESGijón

Los teléfonos móviles están evolucionando a una velocidad vertiginosa en los últimos años, de la misma manera que lo hacen sus precios. Cada vez son más ligeros, al contrario que hace unos años, cuando nuestros teléfonos de las marcas Nokia, Alcatel o Ericsson aumentaban considerablemente el peso de nuestros bolsos y bolsillos.

Esos antiguos móviles ya han quedado en el olvido, pero lo que no sabe la mayoría de la gente es que pueden hacerte ganar mucho dinero.

Algunas webs están ofreciendo cerca de 2.000 euros por un Ericsson T10 de la década de los 90. La única condición es que esté en perfecto estado, con la tapa entera y la antena intacta. El Motorola StarTac 130, del año 1998, también es muy demandado por los coleccionistas y se ha llegado a pagar por él más de 450 euros.

Nokia es una de las marcas que más triunfó en la década de los 90, por la condición irrompible de sus teléfonos móviles, por lo que se trata de uno de los más solicitados en las webs. Concretamente, el modelo 8110 está muy demandado en eBay, donde muchos usuarios están dispuestos a pagar hasta 300 euros, dada su popularidad gracias a la película Matrix.

El Nokia 5510 también es uno de los más cotizados, puesto que por él se pagan hasta 250 euros en Internet, siempre y cuando tenga la batería, el cargador y el aparato en perfectas condiciones.

Y por supuesto, no podía faltar el Nokia 3310, uno de los primeros móviles de los que dispusieron los adolescentes en los años 90 y uno de los más vendidos de la época. Por él se han llegado a pagar hasta 130 euros.

Por último, la Blackberry 850, que parecía más un busca que un teléfono y que funcionaba con dos pilas, puede hacerte ganar más de 200 euros, ya que se trata de una de las piezas más valoradas por los coleccionistas.