https://static.elcomercio.es/www/menu/img/tecnologia-desktop.jpg

Sin colas, sin cajas, sin efectivo... Así son los nuevos supermercados

Una mujer utiliza su móvil para escanear los alimentos. / Virginia Carrasco

El modelo de Amazon tiene su adaptación en los hipermercados españoles. La alta competencia ha obligado a las grandes superficies a reinventar el concepto de tiendas físicas

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Supermercados en los que no hay que esperar colas para pagar, ni esperar turno a la hora de comprar el kilo de pollo. La lista de la compra la llevamos en el móvil y no hay que vagar por los pasillos sin encontrar el tomate frito. Todo lo que solemos aborrecer de ir a hacer la compra puede desaparecer con tecnología. La alta competencia está obligando a las grandes superficies a reinventar el concepto de tiendas físicas donde sus clientes utilicen el móvil no solo para mandar whatsapps mientras compran, sino para relacionarse con la tienda.

El enemigo a batir es Amazon. No contentos con sacar un servicio de compra online de productos frescos en muchos mercados españoles (Amazon Prime), se lanzan al mundo de las tiendas físicas. Hace unas semanas presentaron un establecimiento Seattle (EE UU) en el que los clientes hacen la compra sin pasar por caja, todo gracias a la tecnología y los sensores instalados en los productos. Esta competencia titánica ha puesto las pilas al sector de la alimentación en España que piensan en tecnología e innovación como nunca antes lo habían hecho.

En vídeo

“El día a día de los clientes va muy rápido, no tienen tiempo que perder”, explica Elodie Mulliez, responsable de desarrollo de la 'app' de Alcampo. El grupo francés ha sido el primero en instalar en sus hipermercados españoles un sistema de escaneo de los productos ('ScanYou') que permite hacer la lista de la compra electrónicamente desde casa, llegar al súper, meter los alimentos en la cesta y volver a casa sin necesidad de pasar por caja. La verdad es que por caja se pasa, pero se elimina el tedioso momento de hacer cola, ir poniendo los productos uno por uno en la cinta ni tener que hacer un tetris al meterlos de vuelta en el carro.

-¿Cómo funciona?

-Al llegar a la tienda se establece una conexión por bluetooth con el móvil del cliente con unas balizas ('beacons') instaladas en el establecimiento. Se va escaneando con el 'smartphone' cada producto que se quiere comprar y se va metiendo en la cesta. Los alimentos van apareciendo en la pantalla del teléfono, lo que permite saber sus características, si nos falta algo y cuál es el importe total. Al finalizar, se va a las 'cajas amigas', donde se lee el código del móvil y ya solo hay que pagar.

Mulliez asegura que la aplicación de Alcampo no solo sirve para esto. También permite coger turno en la frutería mientras estamos en otro pasillo y que cuando te toque te mande una notificación. Evita que el cliente se pierda por el supermercado buscando un determinado producto y le enseña exactamente dónde está en el plano. “La lista de la compra se puede preparar con el móvil desde casa escaneando los códigos de barras de los productos que se nos están acabando, o manualmente. Además, se puede invitar a otras personas a la lista y que cada uno vaya eligiendo lo que quiere comprar”. La 'app' está disponible para iOS y Android desde hace un año, tiempo en el que han superado los 120.000 usuarios.

Escaneo de lo productos desd el móvil, pagar sin pasar cada uno por la cinta y mapa de localización de cada alimento. / V. Carrasco

Sin esperas

Y es que la espera es uno de los momentos menos agradables para el cliente. De ahí que otras cadenas como Carrefour o Eroski hayan utilizado la tecnología para implantar la denominada ‘Fila Única’, por la que un mensaje en pantalla y audio indica al cliente el número de caja libre para que pueda pueda pagar y se reduzcan los tiempos. La compañía gala ha probado en España una experiencia piloto de un sistema de escaneo de los productos con una pistola que leía los códigos de barras, pero no termina de cuajar.

Desde el grupo vasco de distribución aseguran que “aprovechando las oportunidades tecnológicas”, lanzaron en 2016 el programa 'Ekilibria' que ofrece a los socios un informe mensual personalizado y confidencial comparando sus compras con las recomendaciones científicas para una dieta equilibrada.

En la misma línea de transformación hacia lo digital, Carrefour inauguró el pasado mes de julio en Madrid su primer Centro de Innovación en nuestro país. En él trabajan 240 personas en proyectos de IT, e-commerce y marketing digital, entre otros. “El objetivo es reagrupar en este espacio todo el ecosistema de transformación digital de la compañía y seguir siendo un referente de la digitalización del 'retail' español”, aseguran.

No solo comida

El grupo Inditex también se ha puesto las pilas. Zara acaba de abrir en Londres una tienda física especializada en comercio electrónico. La principal novedad es que los clientes podrán ver las prendas, pero no podrán comprarlas en ese momento, sino que deberán pedirlos online y recogerlos allí mismo a las pocas horas o al día siguiente.

Aunque este 'avance' podría parecer en realidad un paso atrás, Inditex explicó en una nota de prensa que la estrategia de la tienda es la “integración de los establecimientos en el mundo online”. En ella Zara ensayará innovaciones como los espejos-pantalla que sugieren estilismos a los clientes a partir de una prenda sin necesidad de probársela, algo que ya está implantado en otras firmas como Mango.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos