El Comercio

El fotoperiodista posa con sus colegas de profesión a su llegada

James Nachtwey llegó, ayer por la tarde, entre aplausos y con el tradicional ritmo de gaita y tambor, a las puertas del Hotel de la Reconquista de Oviedo donde se hospedará hasta la ceremonia del viernes. Cansado, mostró una de sus mejores sonrisas y se acercó, sin dudarlo, a los compañeros de profesión que acudieron a cubrir su llegada, con los que se tomó una fotografía.