China Three Gorges eleva a 11.900 millones de euros su oferta por el 100% de EdP

Exterior de la central térmica de Aboño, propiedad de EdP. / JORGE PETEIRO
Exterior de la central térmica de Aboño, propiedad de EdP. / JORGE PETEIRO

El Gobierno luso afirma que «no tiene ninguna reserva» a la operación y destaca que los chinos «han sido buenos inversores» en Portugal

S. BAQUEDANO / AGENCIAS GIJÓN.

Ya se sabe el precio que China Three Gorge está dispuesta a pagar por la totalidad del grupo luso Energías de Portugal (EdP): unos 11.900 millones de euros, según comunicó ayer a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) portuguesa.

Todas las miradas en Europa se dirigen ahora hacia Lisboa, no solo porque ayer se celebrara el festival de Eurovisión, sino porque esta oferta pública de adquisición de acciones (OPA) lanzada sobre el que es el principal operador eléctrico de Asturias llega en un momento de convulsión en el mercado protagonizado por movimientos corporativos entre los grandes grupos del sector europeos.

El consorcio chino ofrece un precio de 3,26 euros por acción sobre EdP y de 7,73 euros por título sobre su filial EdP Renovables, que tiene su sede social en Oviedo. La oferta supone una prima del 17,9% en relación con el precio medio de la matriz de los últimos seis meses y del 4,8% respecto al precio del viernes, tras concluir ar a 3,11 euros por título. Además, implica valorar el 100% del grupo energético por 11.849 millones.

EdP cae en el año en curso un 5%. Su filial de renovables finalizó el viernes pasado a 7,84 euros por acción, por lo que el precio ofrecido en la opa sobrevenida, condicionada a que triunfe la propuesta sobre la matriz, se sitúa por debajo. El grupo chino valora la compañía de energías renovables en unos 6.800 millones de euros.

Esta OPA se produce en un contexto de gran movimiento en el mercado europeo energético. De hecho, el pasado mes de marzo, en Alemania, Eon y RWE alcanzaron un acuerdo que implica la transformación de la primera en una empresa dedicada al negocio de redes y distribución al cliente minorista, mientras que RWE se transforma en un líder de las energías renovables.

Ya se había especulado en el mercado sobre que la eléctrica portuguesa podría llegar a ser parte también de esos movimientos internacionales. El ex presidente de Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé, mantuvo en la recta final de su mandato contactos para promover una fusión con EdP y crear un gigante energético ibérico, pero la iniciativa no prosperó y los contactos no llegaron a desembocar en una negociación formal.

Operación hostil

La operación sobre el 100% del EdP cuenta como condición la de lograr el 50% de los votos más uno. Asimismo, pasa por eliminar de los estatutos el tope a los derechos de votos para un solo accionista, que actualmente está fijado en el 25% del capital. Asimismo, deberá contar con el visto bueno de los reguladores internacionales.

Aunque la compañía guarda silencio, la prensa lusa daba por hecho ayer que el consejo de administración considera hostil la operación. Algo que no opina el primer ministro portugués, António Costa, ya ha anticipado que el Gobierno no tiene «ninguna reserva que oponer» a la operación. «El mercado decidirá. China Three Gorges es desde hace muchos años accionista de referencia de EdP y no tenemos ninguna reserva que oponer».

Según recoge la prensa lusa, el Ejecutivo ha recordado que «las cosas han ido bien en Portugal» y los chinos «han sido buenos inversores», citando los ejemplos de REN, EDP y «otros sectores». L

a china CTG es la mayor accionista de EdP, mientras que State Grid controla la REN. Fosun es el mayor accionista del BCP, con el 27% del capital, y controla el 85% del capital de la Fidelidad. Los datos citados por los medios lusos revelan que entre 2000 y 2017, la inversión total de China en Portugal superó los nueve mil millones.

Negociación con el Ejecutivo

El diario 'Expreso' iba más allá e informaba ayer de que la compra de EdP por los accionistas chinos hace meses que se negocia con el Gobierno luso. Anunciaba, además, de que el canciller chino llegará a Lisboa la próxima semana, mientras que el presidente, Xi Jinping, viajará a Portugal en noviembre, prácticamente un año después de que Antonio Costa fuera recibido en Pekín.

El segundo mayor accionista de EdP es el fondo estadounidense Capital Group (12%), seguido de la sociedad de cartera española Oppidum Capital (7,19%) y la también estadounidense, BlackRock (5%). La composición accionarial incluye también a Mubadala Investment Company (4,06%), BCP (2,44%), Sonatrach (2,38%), Qatar Investment Authority (2,27%) y Norges Bank (2,75%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos