Del Valle se despide de Duro: «Me dedicaré a mis cosas sin desatender el consejo»

Del Valle se despide de Duro: «Me dedicaré a mis cosas sin desatender el consejo»

Acacio Rodríguez asumirá la presidencia y los directores de Energía, Javier García Laza, y de Servicios, Juan José Herrero, coordinarán el comité ejecutivo

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Ángel Antonio del Valle prepara su renuncia a la presidencia de Duro Felguera. Ayer, comenzó a despedirse en Madrid de algunos directivos con este mensaje: «Ahora me dedicaré a mis cosas, sin desatender el consejo». Lo que no está tan claro es si llegó a firmar o no el acta del consejo de administración que recoge su compromiso para mantenerse únicamente como vocal de ese órgano y dar el relevo a Acacio Rodríguez, consejero externo. Mientras unas fuentes aseguraban que había plasmado su rúbrica a primeras horas de la tarde, otras aseguraban que seguía dándole vueltas a determinados aspectos del documento.

Más noticias

Como publicó este periódico, el acta del consejo que duró dos días -lunes y martes- se completó de redactar durante la madrugada del miércoles al jueves. A las cuatro de la madrugada, en concreto. Fuentes de la compañía aportaron ese dato horario, pero sin aclarar sobre si finalmente el documento fue firmado. Apuntan que si hay algo de lo que informar, será a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores como hecho relevante. Así, por tanto, es difícil aventurar el siguiente paso. Lo lógico, imperando el sentido común y con el acta firmada, sería la convocatoria de un consejo de administración para formalizar los acuerdos suscritos. Del Valle renunciaría a los poderes ejecutivos, pero se mantendría como consejero, como le ampara su derecho por ser titular del 24,4% de la acciones de la compañía, y Acacio Rodríguez asumiría la presidencia transitoria hasta la configuración de una nueva estructura accionarial. Porque de ser así, se llevaría a cabo el plan de refinanciación diseñado por el asesor del Consejo, Miguel Zorita, que pasa por una capitalización de 200 millones de euros y una ampliación de capital en otros 100 millones para atraer inversores, y la emisión de 31 millones de euros en avales.

Según fuentes conocedoras de todo este proceso, junto con la renuncia de Del Valle a las funciones ejecutivas y la presidencia de Acacio Rodríguez, los directores de Energía, Javier García Laza, y Servicios, Juan José Herrero, coordinarán al alimón el comité ejecutivo.

La banca, a la espera

La banca apoyaría la presidencia de Acacio Rodríguez, pero reclama a Del Valle un compromiso por escrito de que renuncia a toda función ejecutiva. Lo que no está tampoco claro es si los acreedores están dispuestos a emitir el 100% de los avales o solo la mitad. Algunas fuentes financieras mantenían ayer su petición a los accionistas principales de garantías personales por la mitad de los avales, esto es, 15 millones. Otras fuentes de los acreedores parecían más dispuestas a emitir la totalidad de los 31 millones con la renuncia del presidente.

Sea como fuere, las palabras de despedida de Del Valle a parte del personal marcan un importante punto de inflexión para desbloquear la salida a esta crisis del grupo asturiano, que acumula más de tres meses sin nueva carga de trabajo, impagos a proveedores y una deuda financiera de más de 240 millones.

A partir de ahora, como sostienen fuentes cercanas a la compañía, es preciso infundir un clima positivo, de confianza, para que la banca pueda sentarse a negociar el reparto de esfuerzos en la ampliación de capital y se atraiga a los socios inversores que apuesten por reactivar esta compañía referente de la industria asturiana.

Fotos

Vídeos