El Comercio

El concursante más polémico de 'First dates'

Álvaro, el votante del PP y cazaautógrafos que cabreó a los internautas al salir en 'First dates'

  • «Soy muy de derechas y mis pasiones son el Málaga y España», le dijo el concursante a su cita, Raque, que finalmente alegó que el muchacho no era su tipo

Si hay un 'reality show' que nunca deja indiferente a nadie, se trata, sin duda, de 'First Dates'. El espacio que Cuatro emite de lunes a viernes en 'access time' se puso de nuevo de actualidad en las redes sociales tras la aparición, anoche, de Álvaro Pinazo, un joven de Málaga que enfadó a los internautas por lo que ellos consideraban comentarios fascistas.

El aspirante al amor se definía sin complejos nada más llegar: «Soy muy de derechas y mis pasiones son el Málaga y España». Aseguraba estar en el plató con la esperanza de encontrar a alguien que «no sea de Podemos, que no sea antitaurina, que no se meta con los Reyes y que le guste la bandera de España», decía

Al verle venir, el presentador, Carlos Sobera, le aconsejaba que no mezclara amor y política, pero Álvaro se justificaba: «Mi última novia era independentista y duré dos años. Así que fíjate lo enamorado que tenía que estar para aguantarla».

Tras sentarse a la mesa con la chica que le había tocado como compañera de mesa, el malagueño rápido trató de llevarla hacia sus intereses. Todo se calmó cuando se enteró que Raquel había votado al PP en las últimas elecciones. Respiró aliviado al tiempo que aseguraba que él había estado afiliado a Nuevas Generaciones, aunque la muchacha no parecía entender de qué le hablaba ya que, tal y como ella apuntó, su interés por la política era nulo.

Tras hablar de su pasión por los conservadores en el plano político, Álvaro también le habló a la chica de su afición por perseguir famosos para hacerse fotos con ellos. De hecho, uno de sus referentes vitales es el Mocito Feliz, un singular personaje que persigue a los rostros conocidos por el sur de españa.

Finalmente no consiguió ablandar el corazón de Raquel, que se deshizo del joven con un «no es mi tipo» y le devolvió la bufanda firmada por jugadores del Málaga que él le había regalado momentos antes.

No es la primera vez que Álvaro acude a un programa para encontrar pareja. Ya fue uno de los pretendientes de 'Un príncipe para Laura', y tuvo la misma suerte que con Raquel.