Fernando Lastra atribuye a las circunstancias meteorológicas la situación de la playa de San Lorenzo

Una mancha marrón sigue siendo apreciable este martes ante San Lorenzo. / Damián Arienza

«La garantía absoluta que tenemos que trasladar a los ciudadanos es que la playa está en buenas condiciones», ha subrayado el consejero de Medio Ambiente

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

«Hemos tenido una situación de lluvia muy intensa y los dispostivos de saneamiento y de evacuación que tiene la ciudad de Gijón ya saben cómo están». Así ha contestado el consejero de Medio Ambiente, Fernando Lastra, a preguntas de los periodistas sobre la situación en la playa de San Lorenzo, donde las sucesivas manchas de vertidos obligaron este lunes a izar la tercera bandera roja desde el 4 de junio. Y a la pregunta de si el arenal sufre un problema ambiental, tal como ha descartado la alcaldesa, Carmen Moriyón, ha contestado: «Sinceramente, espero que no. Espero que lo que tengamos son episodios que abordar día a día y que no se den las mismas circunstancias que se dieron».

El consejero ha recordado que el pasado día 4, técnicos del Principado tomaron muestras de agua y que desde entonces está abierto un expediente informativo para tratar de dilucidar el origen de los vertidos. «Estamos en una actuación normal», ha recalcado, al tiempo que ha subrayado que «no le quiero dar ni más ni menos importancia, ni crear ni más alarma ni menos. Sabemos la preocupación que hay y tenemos un compromiso con un activo importantísimo para Asturias y para Gijón, el prestigio de nuestra playa. La garantía absoluta que tenemos que trasladar a los ciudadanos es que la playa está en buenas condiciones y que trabajamos para que lo esté».

En esta línea, Lastra ha recalcado que las administraciones implicadas en el saneamiento de la ciudad deben mantener «un nivel de cooperación extraordinario» para mejorar la situación. De hecho, ha afirmado que ya se ha dirigido al Gobierno central para abordar varios asuntos, entre los que se encuentra el saneamiento de Gijón. Con todo, ha reiterado que «no podíamos prever que cayera el agua que cayó, los casi sesenta libros por metro cuadrado de lluvia concentrada en muy pocas horas y que produce estos problemas» y que lo que queda es «seguir trabajando» para que «estos episodidos formen parte de circunstancias de accidentales y que no tengan una continuidad».

«Noche tranquila»

Por su parte, el Ayuntamiento de Gijón, tras la comisión de seguimiento celebrada esta mañana, ha informado de que la noche «fue tranquila». En las últimas 24 horas, los bomberos realizaron cuatro salidas por inundaciones que ya venían del día anterior en viviendas unifamiliares de Caldones, Santurio, Somio y Cabueñes, dos por argayos muy menores en la carretera de Somió y Deva y cinco relacionadas con abejas.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos