Los 350 retratos de Ciudad Naranco

Olimpia, con sus siete hijos. / FOTOS DE ALEX PIÑA
Olimpia, con sus siete hijos. / FOTOS DE ALEX PIÑA

Una exposición fotográfica, con imágenes cedidas por los vecinos, repasa la historia del barrio

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Las fotografías son imágenes calladas que hablan con solo mirarlas. Los vecinos de Ciudad Naranco tienen 350 para hablar, recordar y reencontrarse con otros tiempos en los que este barrio de la falda del monte eran praos y donde la iglesia de San Pedro de Otero, ya derruida, coronaba el barrio que quedaba «al pasar el puente». Recuerdos plasmados que componen un exposición organizada por la asociación de vecinos La Centralilla. Ayer se inauguró en el centro social de Ciudad Naranco y allí estará hasta el próximo 23 de noviembre.

Un compendio de fotografías que recogen «los recuerdos del barrio y su gente», explicó Pilar Alonso, presidenta de La Centralilla. La muestra, estructurada temáticamente, se inicia con un panel dedicado precisamente a la vieja central que Hidroeléctrica del Cantábrico tenía en el barrio. «Su aportación fue clave para la distribución de la electricidad para todo Oviedo», aseguró Gonzalo Día, miembro de la citada asociación de vecinos.

Las fotografías de los vecinos, de la vida cotidiana del barrio, de las calles, los juegos y la vieja escuela completan la segunda parte del recorrido. «Esa soy yo el día de mi comunión. La foto me la hizo 'La Torera'», recordó Amalia González. A sus 85 años su memoria atesora momentos de otros tiempos cuando siendo niña veía desfilar a los presos de la antigua cárcel por el barrio de Ferreros. «Los traían como albañiles para construir el sanatorio del Naranco y el cuartel de la Policía Armanda», explicó Amalia. Mientras señalaba la fotografía de su tío, Pepe Santaclara, con su vaca, cuando en la calle de Ferreros solo existían seis caseríos donde se iba a recoger la leche.

La exposición también sirvió para reencontrarse con personajes de toda la vida, como lo fue Olimpia. Esta mujer regentó la tienda de ultramarinos que alimentó a toda Ciudad Naranco. «El comercio lo tenía en la calle Augusto Junquera y era muy conocida porque su tienda era como el Mercadona de hoy en día», ejemplificó Conchita Calleja, vecina del barrio.

La muestra también reservó su hueco para los vecinos ilustres. No faltaron entre los retratos el artista Rodrigo Cuevas; el futbolista del Real Oviedo Chuso; el atleta Miguel Ángel Poladura, o el ciclista Luis Balagué. El escritor y colaborador de este periódico, Milio'l del Nido, y Fernando Lorenzo, 'El del Paraguas', aportaron su granito de arena con un recorrido por las anécdotas que vivieron en sus años de infancia y juventud en el barrio que les vio nacer y crecer.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos