La autopsia revela cómo murió la joven del pantano de Susqueda

EFE

Su cuerpo apareció en avanzado estado de descomposición por las altas temperaturas al encontrarse tras estar un día en la superficie

La investigación del crimen que acabó con la vida de los jóvenes Marc Hernández y Paula Mas en un pantano de Susqueda (Girona) continúa. Poco a poco, las autoridades desvelando los detalles de un hecho atroz que puede ayudar a identificar y detener a los responsables. Los últimos datos en conocerse son los referidos a la autopsia de la joven, que murió de un tiro en la sien.

Según los datos publicados por 'La Vanguardia' y recogidos por ideal.es, se trató de una ejecución, que se llevó a cabo con un arma corta. La bala, que se disparó tocando la cabeza de la víctima, dibujó una trayectoria limpia de entrada y salida.

La autopsia también revela que su cuerpo estuvo un día entero fuera del agua del pantano en el que se les encontró casi un mes después de su desaparición, lo que aceleró su descomposición.

Más información

Respecto al joven, ha trascendido que tenía un disparo en la espalda, además de otro en una mano. En el pecho, presentaba heridas que pueden ser de arma blanca. Su cuerpo estuvo 33 días bajo el agua y por la confusión generada no se ha podido certificar la causa del fallecimiento.

Entretanto, los Mossos d’Esquadra siguen inspeccionando el terreno al milímetro para encontrar más pistas sobre un crimen que pudo tener un móvil sexual. Los proyectiles no se han encontrado ni la mochila de la malograda joven, probablemente empleada para intentar mantener el cadáver en el fondo del mar. Existen indicios de relevancia para pensar que quienes lo hicieron conocían el terreno a la perfección. Eligieron el punto donde esconder el coche -un lugar escondido a la vista- como si supiesen perfectamente dónde hacerlo. Frecuentan la zona. Tampoco se han localizado los dispositivos móviles de Marc y Paula. Se conoce que ambos los apagaron cuando comenzaron su ascenso hasta el pantano.

Fotos

Vídeos