elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 14 / 18 || Mañana 13 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«PSOE y PP no son lo mismo; unos creamos derechos, otros los están demoliendo»

Jonás Fernández | Número 14 de la candidatura del PSOE

«PSOE y PP no son lo mismo; unos creamos derechos, otros los están demoliendo»

«Abrir espacios de negociación es una cosa y una gran coalición con el Partido Popular, otra muy distinta; eso no está en la cabeza de nadie» Jonás Fernández. Número 14 de la candidatura del PSOE

17.05.14 - 00:40 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«PSOE y PP no son lo mismo; unos creamos derechos, otros los están demoliendo»
Jonás Fernández, en las escaleras de la sede regional de la Federación Socialista Asturiana en Oviedo. :: MARIO ROJAS

Aunque conocedor de la arena política, no en vano fue secretario general de Juventudes Socialistas de Oviedo, Jonás Fernández había dedicado estos últimos años a la actividad privada. Economista, da ahora el salto al primer plano al entrar, como número catorce, en la candidatura europea del PSOE. Fernández cree necesario dar un giro a la política económica comunitaria que ponga fin a la doctrina imperante de la austeridad a ultranza.

-¿Por qué el PSOE no acaba de despegar? ¿Por qué, pese al evidente desgaste del PP, no termina de cuajar como alternativa?

-Quizá la primera razón que lo explique sea la forma en que se salió del Gobierno en 2011. Fue complicado, hubo que aplicar una agenda marcada desde una Europa de derechas, lo que despistó a la ciudadanía y al partido. Desde entonces hemos realizado un periodo de reflexión, hasta la conferencia política de noviembre, en el que se actualizó el programa político. Ahora estamos en una renovación interna cuyo primer paso ha sido la confección de la lista europea y que culminará en las primarias del otoño. Entonces el partido estará en condiciones de competir para recuperar el Gobierno de la nación.

-¿Está en condiciones de competir para estas europeas?

-Estamos ahí, las encuestas adelantan un empate técnico. Estamos en condiciones de ganar.

-¿Hay un problema de liderazgo? ¿De conexión con el ciudadano?

-Estamos en una renovación interna que no se ejecuta de un día para otro. El PSOE no es una improvisación, es una organización seria en la que los cambios exigen tiempo y paciencia. Si estas europeas concluyen con un buen resultado, con una victoria, a final de año y tras las primarias estaremos en el sitio en que tenemos que estar, con una intención de voto del 40%.

-¿El PSOE plantea el 25-M como un voto de castigo a Rajoy?

-Son, fundamentalmente, unas elecciones europeas en las que el objetivo es conseguir que el grupo socialista sea mayoritario en la Eurocámara y que el presidente de la Comisión sea Martin Schulz. Es necesario revertir las políticas dictadas desde Europa para que un Gobierno de izquierda en España, en el futuro, o los gobiernos regionales puedan hacer una política económica alternativa a los ajustes. Luego, claro, puede haber una lectura local.

-¿Cuál es la suya?

-Estoy convencido de que el PP, si logra un buen resultado, puede sentirse respaldado e impulsar reformas que tiene paralizadas: la del aborto, otra reforma laboral... Hay pues en estas elecciones un elemento de aprobación o no de lo que ha hecho Rajoy, de evitar que se vea consolidado para hacer más ajustes.

-En una parte de la ciudadanía ha calado el mensaje de que PSOE y PP son lo mismo. Eso les hace daño y no han sabido contrarrestarlo.

-Es obvio que no somos lo mismo. El PSOE universalizó la sanidad y la educación pública, otros la recortan. Comparar a quienes generan derechos, como la ley de dependencia, con quienes los están demoliendo me parece fuera de lugar. Sí es cierto que la mayoría europea que ha dictado la política económica en estos años ha generado una distorsión notable sobre lo que los gobiernos nacionales pueden hacer. Y cuando un gobierno socialista, como el español antes o el francés ahora, debe actuar en unos márgenes definidos por la derecha europea, las dificultades para moverse y distanciarse son grandes. Ese margen de maniobra se ampliaría con una mayoría de izquierda en la Eurocámara.

Compartir gobierno, no

-Se habla de una gran coalición de gobierno PSOE-PP en España. ¿La ve factible?

-No creo que eso esté sobre la mesa de nadie. La situación del país es complicada y hacen falta reformas que exijan la negociación de todos, como la situación de Cataluña. Pero eso no tiene nada que ver con hablar del Gobierno. Sí es razonable abrir espacios de diálogo con CiU, con IU, para mejorar las normas de convivencia. Eso es una cosa y otra muy distinta, compartir el gobierno. No está en la cabeza de nadie.

-En Europa el debate clave es la política económica. ¿Ha llegado la hora del final de la austeridad a ultranza? ¿Existe una alternativa?

-Es el momento de tomarse más en serio lo que significa compartir moneda. La unión monetaria está a medio hacer. No existe en el mundo una moneda que actúe sin un presupuesto que la sostenga, que no tenga un banco central que actúe como entidad de último recurso...

-Como la reserva federal.

-Claro. Pero para eso hace falta un presupuesto federal. Y una regulación que mejore la integración económica. Hemos empezado por la unión bancaria, pero hace falta un presupuesto sustancial que contrarreste crisis territoriales y suponga el inicio de la europeización de muchas políticas sociales vinculadas al mercado laboral. Eso permitiría salir más rápido de la crisis y mitigar antes los efectos de la austeridad.

-¿Hay alternativa a los recortes?

-Se necesita un presupuesto comunitario y nosotros proponemos triplicar el actual. ¿Cómo? Mediante un impuesto a las transacciones financieras, una homologación de la base imponible de Sociedades... Eso permitiría engordar el presupuesto sin aumentar la presión fiscal al ciudadano. Y, a partir de ahí, impulsar un nuevo 'plan Marshall' para Europa, también incrementando la capacidad de financiación del Banco Europeo de Inversiones. Se impulsaría así un programa de estímulo que permita salir del círculo vicioso de austeridad y crisis.

-En el debate regional se impone la minería. Las ayudas acaban en 2018. ¿Se pueden prolongar?

-Los socialistas proponemos una política energética europea, que necesita de un mercado energético europeo. Política que debe cumplir tres objetivos: precio de la energía reducido, garantía de seguridad del suministro y trabajar contra el cambio climático. Europa debe mantener la apuesta por las renovables pero también mantener una fuente de respaldo porque son volátiles.

-Y ahí entra en juego el carbón.

-Debe estar la térmica, que es gas y también carbón. Queremos que el debate del carbón salga de la cartera de Competencia y entre en la de Energía, en un marco de diseño de una política energética común.

-¿Implica eso que se peleará por llevar las ayudas más allá de 2018?

-El límite de 2018 debe desaparecer, pero no solo ese, cualquier otro. Europa debe impulsar una política de seguridad del suministro y, por lo tanto, una reserva estratégica de carbón. Si es con ayudas, con ayudas, y quien pueda estar sin ellas, sin ellas, pero manteniendo esa filosofía de seguridad del suministro, que obviamente va a costar dinero. Hay que usar ese dinero manteniendo un sector de extracción de carbón porque es de interés para los europeos como respaldo de las renovables, ante posibles problemas de suministro de gas.

El conflicto de El Musel

-Una última cuestión. ¿Cómo enfocar la nueva etapa de fondos europeos? Y, ligado a eso, ¿la gestión realizada en El Musel nos puede pasar factura?

-Una cosa no debería tener correlación con la otra. No sé qué ha ocurrido en El Musel o si ha ocurrido algo, eso deberá dictaminarlo quien tenga responsabilidad en el asunto. Por otro lado, Asturias debe apostar por la mejora de su posición competitiva en la obtención de fondos europeos. En estos años se ha generado aquí un tejido económico importante, con multitud de empresas que participan en proyectos europeos. Será necesario mejorar la capacidad de competencia de nuestras empresas y nuestra Universidad en la obtención de esos fondos para mejorar la investigación. Asturias está capacitada para ello.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.