Ábalos promete que el Alvia tardará media hora menos en llegar a Madrid el próximo año

Primera vía de la variante de Pajares montada ante la estación de Pola de Lena. / ASOCIACIÓN ASTURIANA DE AMIGOS DEL FERROCARRIL
Primera vía de la variante de Pajares montada ante la estación de Pola de Lena. / ASOCIACIÓN ASTURIANA DE AMIGOS DEL FERROCARRIL

El fin del 'fondo de saco' y la activación de la alta velocidad entre León y Valladolid lo permitirían. Feve ampliará su plantilla contratando 60 militares

EVA FANJULGIJÓN.

El próximo año los servicios ferroviarios que conectan Asturias con Madrid tendrán «ahorros de hasta treinta minutos». Así lo ha confirmado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Este recorte en la duración del viaje se deberá a la finalización de las obras para suprimir el 'fondo de saco' en la estación de León, algo que el ministro confía en lograr para «finales de diciembre o el primer trimestre de 2020». La puesta en marcha de un nuevo túnel en la provincia vecina permitirá recuperar los 20 minutos que actualmente pierde el servicio Alvia Gijón-Madrid, en la capital vecina.

A la anterior estimación de mejora del trayecto hay que sumar otros diez minutos que Renfe confía acortar con la activación en el tramo Valladolid-León del ERTMS, el sistema de gestión de tráfico propio de las líneas de alta velocidad. Es un paso que empezará a dar en septiembre.

En una entrevista ayer con 'Diario de León', Ábalos recordó también que ese sistema está activado desde el verano para el AVE que une la provincia vecina con León. El viaje así «se ha acortado en unos 15 minutos por la puesta en servicio del ERTMS Nivel 2 en la línea Valladolid-Palencia-León; una mejora que pronto se hará extensiva a los servicios a Asturias», dijo.

Según el ministro, este ahorro temporal forma parte de «las mejoras en el servicio ferroviario previas a la puesta en marcha de la variante de Pajares», cuya apertura en pruebas se prevé «para principios de 2021», según ratificó.

En cuanto al ancho de vía previsto para la variante, el titular de Fomento indicó que la solución adoptada es «es la más operativa y flexible» y una decisión que «sigue el análisis realizado por un equipo técnico de Adif, no atendiendo a presiones mediáticas o políticas», destacó.

El ministro recordó que aquel informe final, desvelado por EL COMERCIO, determina que «la vía oeste se montará, en una primera fase, en ancho ibérico con traviesa polivalente, y la vía este en ancho mixto con traviesas de tres hilos». Ábalos destaca que esta opción «no implica ningún incremento de tiempo. Al contrario, podría incluso suponer ahorros en algunos servicios».

Entre las ventajas de este sistema estaría la «mejora de la conectividad con los puertos asturianos, que es un requisito de la Red Transeuropea, y permite rentabilizar las inversiones en equipo móvil de las empresas que operan en Asturias». También, apunta, «permitirá gestionar mejor las incidencias que se puedan producir en el túnel». Y, por último, «no hipoteca un posible cambio de ancho cuando la configuración futura de la red en el conjunto de España lo aconseje».

Más información

Soldados de maquinistas

A su llegada a Fomento, Ábalos asegura haberse encontrado con una plantilla de Renfe «descapitalizada en cuanto a los efectivos disponibles». Para solventar las incidencias en el servicio derivadas por la falta de personal de conducción e intervención en la división de ancho métrico (la propia de Feve), el ministerio dijo haber incrementado la tasa de reposición al 105% «para que entren a la empresa un 5% más de personas que las que se jubilan o desvinculan cada año». Además este año se van a incorporar «otras 60 personas adicionales a ese 5%, que proceden del ejército y no consumen tasa de reposición». Lo harán con categorías de maquinistas e interventores en toda la red de Feve.

En cuanto al peaje del Huerna (AP-66), Ábalos apuntó que la concesión que actualmente explota Aucalsa «vence en 2050. Y no por ninguna decisión que hayamos tomado nosotros». También confirmó que «el ministerio continuará con su política de bonificaciones» en la AP-66. En este sentido, el Principado ya ha anunciado que, en la próxima reunión con Fomento, exigirá que se amplíe la bonificación del peaje del Huerna a los transportistas, dado que son los que más utilizan esta vía, la única salida de Asturias a la meseta por vía de alta capacidad.