Hunosa licita por 5,3 millones el mantenimiento del lavadero del Batán

Vista general del lavadero del Batán en Mieres. / JESÚS MANUEL PARDO
Vista general del lavadero del Batán en Mieres. / JESÚS MANUEL PARDO

El contrato será por dos años y permitirá emplear a trece técnicos especialistas en las instalaciones mierenses

A. FUENTE MIERES.

Hunosa acaba de licitar uno de los contratos más importantes de los últimos meses; se trata del mantenimiento integral del lavadero del Batán, una de las últimas instalaciones de la hullera pública en el concejo de Mieres, junto con el Pozo Nicolasa, por un periodo de dos años. De la cifra total, se desprende que 3,3 millones (más impuestos) serán para gastos de personal; el resto se destinará a gastos materiales y generales, dejando un margen de beneficio para la mercantil subcontratada de 440.000 euros por todo el periodo. Se prevé la contratación de trece personas.

Según el objeto del contrato, la empresa adjudicataria «debe de garantizar el corrector funcionamiento, el mantenimiento y la limpieza de las instalaciones, incluida la realización de todas aquellas operaciones necesarias para que la disponibilidad de la instalación sea la máxima posible». Además, se incluyen los trabajos de administración, reparación de averías que se puedan producir, los trabajos de seguridad y «todas aquellas operaciones que repercutan en el funcionamiento general del lavadero».

En el documento se incluyen las instalaciones que entran en el contrato, como la propia instalación de Sueros, que comprende la cinta que conecta con el Pozo Nicolasa, las tolvas de carga de trenes y camiones y todas las galerías, la vía húmeda, que incluye la planta de depuración con todos sus equipos, y la depuradora del lavadero.

El pasado mes de abril Hunosa también inició el proceso de contratación de la ampliación de la explotación minera en el pozo de Mieres, el único que queda activo en la región. En detalle, según el pliego de prescripciones técnicas, se pretende abrir una nueva vía en la capa octava que se encuentra en la séptima planta este de la citada explotación. Para ello es necesario finalizar la ejecución de un plan descendente de unos 22 metros. El coste estimado de este contrato asciende a 847.000 euros y tiene un periodo de ejecución de ocho meses que garantiza la continuidad a la plantilla subcontratada.