«Tenía muchos problemas de depresión», dicen quienes conocían al fallecido

Era muy conocido entre sus vecinos. Tenía dos hijos y residía en la pequeña localidad de Villuir junto a su pareja

P. SUÁREZ / D. S. FUENTEGIJÓN / LUARCA.

Juan Manuel Fernández era un hombre muy conocido entre los vecinos de Villuir, la localidad valdesana en la que residía con su pareja. Sin embargo, el kamikaze que ayer perdía la vida tras sembrar el pánico en la autovía y provocaba un accidente múltiple, llevaba tiempo padeciendo una depresión que, según sus vecinos, le estaba pasando demasiada factura.

Divorciado y con dos hijos, que no residían con él, 'Juanín', como le conocían sus allegados, era natural de Villagermonde (Valdés) y había trabajado la mayor parte de su vida como camionero, aunque ahora estaba de baja. A pesar de su compleja situación personal, nadie en su entorno pudo siquiera sospechar que pudiera ser capaz de alo así. Asombrados por lo sucedido, no acertaban a explicarse cómo pudo dar ese paso, el de conducir en sentido contrario, poniendo en peligro a todos aquellos que se cruzaron con él.

Más información

La Guardia Civil tiene abierta una investigación para esclarecer qué pudo pasar. El cuerpo del kamikaze fue sometido a diferentes pruebas en el Instituto de Medicina Legal. Asimismo, la sangre del fallecido será analizada en el Instituto de Toxicología para poder determinar si el conductor había consumido alcohol o algún tipo de estupefaciente que pudiese haber provocado ese comportamiento.