La esposa del hombre herido en la Senda del Oso: «No se subió a la valla, se apoyó y la barandilla cedió»

«Mi marido no se subió a la valla: se apoyó y la barandilla cedió», asegura la esposa del accidentado en la Senda del Oso
Momento del rescate del turista holandés herido en la Senda del Oso. / SEPA

«No sé si es cosa de ayuntamientos, del Principado o de quién, pero no va a quedar así», indicó

EUGENIA GARCÍA

«No fue una negligencia. Mi marido no se subió a la valla como se ha afirmado, sino que tanto él como mi hijo se apoyaron y la barandilla cedió». Josefina, la esposa del hombre de 43 años que el martes resultó herido de gravedad al precipitarse al cauce del río desde la Senda del Oso insistió esta mañana en que el accidente se produjo por la falta de mantenimiento del camino, no por una imprudencia.

Su marido, Joel, continúa ingresado en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias. Tiene una lesión vertebral, aunque continúa estable y los médicos estudiarán mañana si pasa a planta de hospitalización. «Nos sentimos totalmente impotentes», lamentaba Josefina, algo aliviada tras conocer la valoración pero aún «en shock» por lo sucedido. «Fue un susto tremendo», aseguró. Quien también se está recuperando es el hijo pequeño de la pareja, de quince años. «Aún lo está procesando. Él se agarró a una rama y pudo salvarse, pero vio cómo su padre caía».

La familia tiene claro que va a emprender acciones legales, ya que «no se puede consentir lo que ha ocurrido». «No sé si es cosa de ayuntamientos, del Principado o de quién, pero no va a quedar así», indicó Josefina. Ya han puesto el asunto en manos de su abogado, Carlos Rodríguez Méndez. «Ahora mismo lo importante es que Joel se recupere lo antes posible de sus lesiones, que son bastante graves. No obstante, estamos estudiando todas las opciones jurídicas contra la administración», explicó el letrado, que encargará una pericial del accidente. Cuando se recupere, el accidentado dará una rueda de prensa para explicar lo sucedido.

Joel, nacido en España pero de doble nacionalidad holandesa y española, es un «experimentado guía de actividades de tiempo libre» que «era consciente los riesgos y la actitud que se ha de tomar en la naturaleza». La familia reside en Oviedo desde hace cuatro años. «No era la primera vez que iba a la Senda del Oso. La conocía perfectamente», apuntó su mujer. El herido es autónomo, por lo que al estar de baja y no poder trabajar su familia se encuentra «en una mala situación».

En contexto