Los afectados por los argayos en Degaña piden la limpieza de sus fincas

Venancio Martínez contempla las obras en la vía desde su finca. / B. G. H.
Venancio Martínez contempla las obras en la vía desde su finca. / B. G. H.

Está previsto que la carretera AS-15 en Fondos de Vega quede despejada el sábado

BELÉN G. HIDALGO DEGAÑA.

Los trabajos para despejar de lodo y rocas la calzada de la AS-15, a la altura de la localidad degañesa de Fondos de Vega, continúan a buen ritmo, tras haberse retomarse hace dos días. Sin embargo, no sucede lo mismo con el material que invade las fincas particulares. Las máquinas no tienen previsto limpiarlas y los vecinos afectados consideran que la limpieza que se realiza en la carretera deberían extenderse a sus propiedades, invadidas por toneladas de material. Es el caso de Venancio Martínez, que asiste desde su finca al trabajo de las máquinas que actúan ahora en el segundo de los argayos, el que se encuentra a la salida del túnel del Rañadoiro, en dirección a Degaña. «Yo no puedo costear esta obra. Son muchas toneladas de escombro. Si bajó del monte, que se haga cargo el responsable del monte de devolver nuestras fincas a la normalidad porque así no podemos trabajar», apuntó.

Martínez afirmó que en el Ayuntamiento de Degaña conocen la situación de los afectados y, en su caso, afirmó que ha remitido a la Dirección General de Montes su queja. «Esto va a seguir bajando si no se toman medidas. Si sigue así, no descarto denunciar a quien sea», comentó indignado. También lamentó las restricciones a la hora de depositar los sedimentos en otro lugar. «Todo son problemas. Digo yo que también tendremos algún derecho», dijo.

A apenas unos metros de su finca continúa llena de piedras la nave de Francisco Javier Calvín. En su caso, confía en que el Ayuntamiento pueda mediar y «alcanzar una solución antes de la semana que viene, a través de la Dirección de Montes. Esperamos que sea así, sino tendremos que empezar a movernos», señaló. Calvín explicó que, según las estimaciones de la empresa que lleva a cabo el saneamiento de la carretera, desescombrar su finca podría tener un coste cercano a los 40.000 euros. «Ya no pido que se me pague la maquinaria que se dañó ni los portones, pero sí el paso a la finca y que se limpie», reiteró, recordando que se trata «de un monte de utilidad pública que gestiona en Principado de Asturias».

Los vecinos instaron así a las administraciones competentes a paliar los desperfectos ocasionados por los desprendimientos. «Como se no haga nada, seguirá bajando. Hace falta una actuación que impida que caiga más. No sirve de mucho que se limpie si esto sigue así», insistió Calvín. Mientras, las máquinas se ocupan ahora de despejar el segundo de los argayos caídos en el kilómetro 88 del Corredor del Narcea. En este punto, se producen cortes puntuales de tráfico mientras las máquinas cargan los camiones. El primero de los argayos ya está limpio y confían en que el sábado se pueda circular ya con normalidad.