Una 'Xana' para las hijas del Rey

'Xana'. Así han querido bautizar la Princesa y la Infanta a esta yegua, de raza de la montaña. / E. C.
'Xana'. Así han querido bautizar la Princesa y la Infanta a esta yegua, de raza de la montaña. / E. C.

Leonor y Sofía serán obsequiadas con una yegua a la que han puesto nombre mitológico | El regalo, «que es de todos los cangueses», las tiene «muy ilusionadas». Saben que lo recibirán en el nuevo mirador de la Princesa sobre el lago Enol

PACHÉ MERAYO

Cuentan que están totalmente ilusionadas. Que de repente este viaje con sus padres, los Reyes, tiene otro color. Que la esperada travesía que empieza y culmina hoy en Asturias suena para ellas con una nueva música, más allá de la institucionalidad, del boato, la alfombra roja y los saludos oficiales. Más allá de la cueva y la Santina, que verán y venerarán, y del mirador sobre el lago Enol, que llevará el título de Leonor como nombre y cuya vista también esperan hermosa, la princesa y la infanta saben que les aguarda al final del camino un regalo diferente. Una yegua con buen carácter y mejor porte. Una yegua de siete años y de raza de la montaña asturiana, que se crío en las de Covadonga, y que ya tiene nombre, porque ellas mismas se lo han puesto. Así lo han querido y antes de conocerla ya la habían bautizado. Se llama 'Xana', como las hadas de los cuentos mitológicos. Esas hadas de este Norte, que han sacado millones de sonrisas a millones de niños y que esta vez se las han robado a las pequeñas Leonor y Sofía, que llevan felices con el obsequio desde que el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, hizo llegar a la Zarzuela la buena nueva. «Es un regalo de todos los cangueses», decía orgulloso, anotando al instante que «a partir de ahora siempre existirá un vínculo entre doña Leonor y doña Sofía con Cangas de Onís».

Lleva el detalle otra intención, subrayar el valor las razas autóctonas, algo que también ocurrirá esta tarde, cuando sobre las seis y media, con los lagos como testigos y ya inaugurado el 'Mirador de la Princesa', puedan poner sus ojos sobre la bella 'Xana', que por cierto no perderá contacto con su hábitat natural, pues es de la montaña y en la montaña se quedará. Serán los cangueses los que la cuiden y al hacerlo recordarán a las hijas de los Reyes y su visita. Lo mismo ocurrió años atrás, muchos años atrás, cuando el entonces Príncipe de Asturias, siendo todavía un niño, recibió también en Covadonga, no uno si no dos ejemplares de asturcones. La cara con la que los paseó por dejó bien claro la ilusión que le hizo. Algo que, seguro, habrá relatado a sus hijas en más de una ocasión.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos