Un nuevo ataque del lobo en Nava deja dos ovejas muertas y cinco heridas

La oveja devorada. / E. C.
La oveja devorada. / E. C.

Ocurrió en la tarde del domingo en una finca cerrada de La Cueva, adonde pudieron acceder saltando desde la cepa de un árbol

J. C. D. NAVA.

Un nuevo ataque del lobo a un rebaño de once ovejas en el concejo de Nava se ha saldado con dos muertas y otros cinco heridas, de los que dos han quedado en estado muy grave y a un paso de tener que sacrificarlas. El ataque se produjo entre las cinco y las seis de la tarde del domingo, en el núcleo rural de La Cueva, perteneciente a la parroquia de Ceceda.

Según relataron ayer los propietarios, en el momento del ataque, las once ovejas se encontraban en una finca privada completamente cerrada, por lo que se cree que los cánidos pudieron acceder a ella saltando desde la cepa de un árbol situado en la parcela anexa.

Se desconoce cuántos lobos pudieron participar en el ataque, pero sí parece que algo les hizo huir de forma precipitada ante de que pudieran causar mayores daños. Una de las ovejas muertas apareció con parte de la barriga devorada, mientras que la otra tan solo presentaba un mordisco en el cuello, que resultó letal. Un guarda de la Consejería de Desarrollo Rural acudió ayer a recoger los crotales para la correspondiente indemnización. Y los propietarios deberán esperar a ver cómo evolucionan las ovejas heridas y la decisión que adopte el veterinario.

La finca afectada se encuentra a escasos cincuenta metros de una fuente pública, adonde acuden los vecinos a por agua, incluso niños. Y a unos 150 metros de la vivienda. La presencia del lobo en el concejo ha sido ya objeto del debate político, con reiteradas quejas de grupos como Foro Asturias. El Ayuntamiento de Nava llegó a solicitar al Principado batidas contra el lobo para tratar de reducir esos ataques y ya fueron autorizadas.

 

Fotos

Vídeos