Temporal en Asturias | El hundimiento de la carretera deja inutilizada la AS-257 que une Lastres y Colunga

Estado de la carretera que une Lastres con Colunga en las próximidades de la Playa La Griega./E.C.
Estado de la carretera que une Lastres con Colunga en las próximidades de la Playa La Griega. / E.C.

Las grietas surcan tanto la calzada como la acera e incluso dejaron sin agua durante unas cinco horas a los vecinos

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

Con gran preocupación siguen durante todo el día de hoy en Colunga el hundimiento que desde el viernes mantiene cortada la carretera AS-257 que une la capital con Lastres. La diferencia, en apenas 24 horas, era bien visible en el tamaño de las grietas que surcan tanto la calzada como la acera y que incluso dejaron sin agua durante unas cinco horas a los vecinos y empresarios del entorno de la playa de La Griega, al arrancar una tubería. Hasta el lugar se desplazaron rápidamente operarios de Asturagua que a primera hora de la tarde lograban restaurar el servicio mediante un 'bypass'.

El corte, explicó la regidora colungesa, Sandra Cuesta, afecta al tramo de carretera comprendido entre el campo de fútbol del Colunga y el desvío hacia la playa de La Griega, quedando libre este último. Es decir, «se puede acceder tanto a la playa como al Museo del Jurásico de Asturias (Muja), pero hay que hacerlo desde Lastres». Asimismo, el Consistorio ha habilitado un acceso alternativo, de un único sentido hacia Colunga, por el camino de La Poledura.

«La vía se sigue hundiendo y desde el Ayuntamiento estamos en continuo contacto con el Principado, cuyos técnicos ya se desplazaron hasta la zona para estudiar el problema y hacer varias catas», indicó la alcaldesa. Este mismo lunes, aseveró, «se va a tramitar una actuación de emergencia» para solucionar el hundimiento. Algo que urge, debido a la proximidad de la campaña de la xarda, para la que faltan apenas cuatro meses y que es de vital importancia en el puerto lastrín. «Este es el único acceso que hay al muelle para los camiones, con lo que necesitamos que la carretera esté lista para entonces», insitió Cuesta, y apuntó que «en el Ejecutivo regional son conscientes de ello y se han comprometido firmemente a solucionar el problema cuanto antes».

También en el vecino concejo de Piloña otro argayu traía de cabeza al equipo de gobierno y a la decena de vecinos de Ligüeria que solo podían acceder a su pueblo a pie. El desprendimiento, explicaba ayer el alcalde, Iván Allende, se produjo en la mañana del viernes debido a las intensas lluvias, y si bien no afectaba a la totalidad de la vía, desde el Ayuntamiento de Piloña decidieron cortarla al tráfico «por seguridad». No obstante, los residentes de la pequeña aldea podían pasar por el hueco libre caminando. El mismo viernes se contrataron unas obras urgentes y ayer los operarios trabajaron durante todo el día, dejando la vía abierta a media tarde. «Ahora lo que queda es construir una escollera para que sostenga el terreno», apuntó el regidor.

Trabajos en el argayu de Ligüeria (Piloña)
Trabajos en el argayu de Ligüeria (Piloña)

Finalmente, en la madrugada del viernes al sábado se registraba también un pequeño argayo, esta vez en la zona de La Robellada, en Onís, que cayó sobre el cementerio de la localidad, si bien «no afectó a ninguna tumba ni nicho», indicó el alcalde, José Manuel Abeledo.

Más información