Igualdad imparte formación a los asesores de los puntos morados

Representantes de Les Rudes y el colectivo 8M/ MARIETA
Representantes de Les Rudes y el colectivo 8M / MARIETA

Se impartirá un curso previo a San Agustín, mientras que colectivos feministas piden la colaboración de los hosteleros en las fiestas

E. FANJUL / C. DEL RÍO AVILÉS.

Aprender a atender de manera eficaz a las personas que soliciten asesoramiento en los puntos morados durante las fiestas o saber cómo reaccionar si se presencia una agresión sexista fueron dos de los principales objetivos planteados durante la jornada de formación contra este tipo de agresiones, llevada a cabo ayer por la concejalía de Igualdad de Avilés en el Edificio Fuero.

«Sin formación ni asesoramiento en este tipo de situaciones nos sale la parte emocional y eso es contraproducente», explicó la sexóloga y profesora de Ciencias de la Educación de la Universidad de Oviedo, Soraya Calvo, la encargada de impartir la formación. En la jornada, además de representantes de colectivos y asociaciones como Asgaya, LaTrébede o El Patio, también participaron la concejala de Igualdad, Raquel Ruiz, el jefe de la Policía Local de Avilés, Rafael Rodríguez, y la abogada del Centro Asesor de la Mujer de Avilés, Rosa Elena García.

«Nosotros intervenimos en estos casos desde un punto de vista más profesional y penalista, así que este tipo de formación nos permite adquirir una perspectiva de asesoramiento más social y humana», aseguró Rafael Rodríguez.

La jornada se concibió como una actividad de concienciación ciudadana previa a las fiestas de agosto. Según Raquel Ruiz, «en las próximas semanas se organizará una formación específica para los voluntarios que vayan a atender los puntos morados durante los festejos».

Por otra parte, el colectivo feminista Les Rudes d'Avilés y la plataforma feminista 8M Asturies presentaron cuatro medidas en contra de las agresiones sexistas durante las fiestas que incluye, entre otras, la colaboración y formación voluntaria y gratuita a personal de hostelería en la activación de protocolos antiagresiones en sus locales.

Alexia Fernández, de Les Rudes, y Laura Fernández, del 8M, explicaron que es el tercer año consecutivo que se presenta esta propuesta sin que hasta el momento el Ayuntamiento haya decidido llevarla a cabo. Ambas lamentaron que los compromisos adquiridos por esta institución de involucrarse y colaborar con los movimientos feministas a pie de calle tras «el punto de inflexión que fue el 8-M se hayan quedado en palabras».

Aparte de buscar la colaboración de la hostelería, exigen puntos violetas en las horas y lugares de mayor conflictividad de las fiestas atendidos por personal cualificado; un teléfono local específico, puesto que consideran que el 016 está muy asociado a la violencia física extrema «pero las agresiones sexistas son más que eso» y la realización, publicación y distribución de material gráfico y cartelería específica. Piden, además, que se emplee la llingua asturiana en atención a la Ley de Uso y Promoción del Principado.

Ambos colectivos registraron estas peticiones en el Servicio de Atención al Ciudadano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos