Rosa María Mateo: «Nadie me dará órdenes»

Rosa María Mateo: «Nadie me dará órdenes»
Rosa María Mateo. / EFE

Rosa María Mateo rechaza que exista una purga en RTVE y niega que esté al servicio de los partidos políticos. «Yo antes era muy feliz», dice la directiva, que asegura estar «de paso»

JULIÁN ALÍA

Rosa María Mateo protagonizó ayer una tensa comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Control Parlamentario de la Corporación RTVE y sus Sociedades, la primera tras la controversia suscitada por los nombramientos realizados tras su toma de posesión el pasado 30 de julio como administradora única y provisional del ente público. Mateo aprovechó para negar ante los diputados del PP, lo más críticos con su corta gestión, que los cambios se deban a una «purga».«Purga significa 'gulag', significa estalinismo, significa nazismo, fascismo, franquismo, pinochetismo, campos de concentración, abuso de poder y, en definitiva, dictadura, sea del color que sea. En lugar de purga, puedo hablarles de ceses y de cambios, unos cambios que he hecho siguiendo únicamente criterios profesionales», dijo. Y por si quedaba alguna duda de que la elección del personal se ciñe solo a motivos profesionales añadió: «Desde luego que no a la ideología, porque no me importa a quién votan los profesionales ni de quién son amigos». La que fuera presentadora del 'Telediario' subrayó que el criterio se ha centrado en mantener la estructura básica del organigrama «contando siempre con los trabajadores de la corporación» para formar un equipo en el que prime «el interés general, el respeto a la verdad y a la imparcialidad frente al interés del gobierno de turno, sea cual sea». Comentó también que no se va a negar nunca a dar explicaciones y rechazó que hubiese existido un trato favorable a las noticias relacionadas con el Gobierno de Pedro Sánchez, algo que para ella «no ha ocurrido ni va a ocurrir». «Vengo aquí a decir la verdad. Soy independiente y nadie me va a dar órdenes, porque no se lo consiento». Ydirigiéndose a todos los parlamentarios de la comisión, dijo: «Les importa muy poco la televisión pública, solo lo hacen cuando pueden controlarla. Esto ha pasado desde que yo entré en el año 1966, todavía con el dictador vivo. Había censura, y después ha habido manipulación. Los trabajadores de TVE estamos cansados de todos los políticos».

Dudas antes de aceptar

Mateo, que gana 10.400 euros al mes, confesó que dudó «mucho» antes de aceptar el cargo porque era consciente de que era una «herencia compleja», y en este sentido apuntó que espera dejarlo pronto. «Les aseguro que espero que dure el menor tiempo posible. Yo era muy feliz antes de venir a enfrentarme con ustedes. Estoy deseando que se haga el concurso público y que llegue a buen término».

También explicó que no ha dado «ninguna orden a los informativos», salvo intentar llevar a las tertulias gente que no solo sea de Madrid, aunque haya que pagarles el viaje y el alojamiento, y que «falta gente joven», ya que «la media de edad está por encima de 50 años».

En su comparecencia, recordó que José Antonio Álvarez Gundín, antiguo director de informativos de RTVE, acumuló más de seiscientas denuncias de manipulación realizadas por el Consejo de Informativos de la propia cadena, y que tanto él como su predecesor, Julio Somoano, destituyeron a 47 de los 49 cargos con que contaban los informativos de RTVE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos