Marcha del aluminio

Trabajadores de Alcoa: «Vamos a ir a Madrid porque tenemos razón»

La llegada de los miembros de Alcoa a Oviedo./Mario Rojas
La llegada de los miembros de Alcoa a Oviedo. / Mario Rojas

Los trabajadores de Alcoa completan la primera etapa (Avilés - Oviedo) de su marcha a pie hasta Madrid con la que pretenden obtener una solución definitiva para sus puestos de trabajo

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUEGijón

Los trabajadores de Alcoa queman su último cartucho hasta con una marcha a pie hasta Madrid. «Sabemos hacer aluminio y queremos seguir haciéndolo muchísimo tiempo», proclamaba el presidente del comité de Empresa de Alcoa, José Manuel de la Uz, al término de la primera etapa.

Un ejercicio de trasladar optimismo ante una plantilla que ve como la fecha de vencimiento para un solución inmediata para Alcoa está más cerca, el próximo 30 de junio. Dispuestos a redoblar la presión, hoy han iniciado la primera de las trece etapas a pie que les llevarán hasta la puerta del Ministerio de Industria en Madrid el próximo lunes 24 de este mismo mes.

Con los primero rayos de sol, y rodeados de todos los líderes sindicales, más de medio centenar de trabajadores partían desde la planta en San Balandrán rumbo a la Delegación del Gobierno en Oviedo. No acudió la alcaldesa de Avilés pero sí se sumó a la marcha su homólogo en Gozón, Jorge Suárez, y el regidor de Corvera, Iván Fernández. También, ya en meta, diputados autonómicos como Lorena Gil (Podemos). Un inicio con sueño, sí, pero especialmente con el entusiasmo y con el calor que trasladaron los vecinos de cuantos concejos fueron atravesando a su marcha. Unos les aplaudían, otros les obsequiaban con hielo o refrescos o un avituallamiento muy de la tierra, los bollos preñaos.

A pesar del retraso de rigor –partieron a las 7:45–, el intenso ritmo impuesto por los más avezados obligó a hacer tiempo a las puertas de Lugones con el fin de no llegar a la capital del Principado antes de que lo hiciera la comitiva de recibimiento. Abrazos, besos y un horitzonte de kilómetros en el que ya únicamente participarán los miembros del comité de empresa. No obstante, estarán puntualmente apoyados por los trabajadores de otras plantas industriales, tal y como hicieran este jueves miembros de ArcelorMittal o los compañeros de Alcoa en San Ciprián (Lugo). En esa línea se manifestaba Javier Lanero, secretario general de UGT , antes de iniciar la marcha: «Queremos saber qué pasa en este país con el tema energético». Desde CCOO, su secretario general en Asturias, José Manuel Zapico, afirmaba que «si tenemos esperanzas es gracias al trabajo de los trabajadores y trabajadoras para garantizar su puesto de tarbajo».

Más información

Si De la Uz decía instantes previos al arranque que «los ánimos están muy altos pero la confianza muy baja», un chute extra de adrenalia podría venir de la mano de una decena de mineros que protagonizaron en julio de 2012 la 'marcha negra' hasta Madrid y que hoy se sumarán a la etapa que discurrirá entre Mieres y el Alto del Pajares y a la que también está previsto que se sumen los vecinos de Campomanes.