El Principado pide financiación en la UE para 46 proyectos de las cuencas

Isaac Pola, junto a la consejera de Economía de Castilla y León, Pilar del Olmo, durante una reunión de la Plataforma de Regiones de Minería del Carbón en Transición, en Bruselas. / EFE
Isaac Pola, junto a la consejera de Economía de Castilla y León, Pilar del Olmo, durante una reunión de la Plataforma de Regiones de Minería del Carbón en Transición, en Bruselas. / EFE

Representantes de TSK y Hunosa participan en las reuniones de la Plataforma de Regiones de Minería del Carbón en Transición

N. A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Asturias buscará en la UE financiación para 46 proyectos que permitan revitalizar las cuencas ante el proceso de descarbonización. Así lo trasladó ayer el consejero de Empleo, Industria y Turismo del Principado, Isaac Pola, antes de participar en Bruselas en la cuarta reunión del grupo de trabajo de la Plataforma de Regiones de Minería del Carbón en Transición, a la que asiste como parte del equipo País España, en el que participa junto a tres comunidades con las que comparte necesidades como Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón.

Los proyectos asturianos se dividen en nueve bloques temáticos, la mayoría relacionados con materia energética, entre ellos, abordan la movilidad eléctrica, relacionada con redes de transporte, prototipos de vehículos eléctricos o a gas y la producción de hidrógeno 'verde'. También proponen medidas para el aprovechamiento de la biomasa térmica en instalaciones industriales, de biocombustibles o para la generación con biomasa; el almacenamiento de energía -«un asunto nuclear por ser un factor fundamental para la transición energética», según Pola-; la reutilización de calores residuales industriales; proyectos innovadores en materia de energía, como puede ser el aprovechamiento hidráulico de agua de mina y de biogases, y también para desarrollar proyectos innovadores en sectores emergentes relacionados con la transición energética, las renovables marinas, la energía solar, la movilidad sostenible y la fabricación de componentes y vehículos eléctricos. Otros dos bloques se centran en la restauración y rehabilitación de espacios degradados y en proyectos vinculados a Hunosa, sobre todo relacionados con el uso de la biomasa en centrales térmicas, la generación eléctrica con biomasa forestal y la fabricación y proceso de transformados de este combustible.

Se trata, en opinión del consejero asturiano, de una cartera de proyectos «muy atractiva». No obstante, las partidas para ellos no están garantizadas. «Esperamos que se vaya perfilando su financiación con esos fondos europeos que gestionará la plataforma », subrayó Pola.

Más allá de la representación del Gobierno regional, en las sesiones abiertas también participarán responsables de Hunosa y de la ingeniería asturiana TSK. Unos 240.000 empleos directos dependen de la extracción de carbón en la UE y al menos 41 regiones en doce Estados miembros son consideradas mineras, entre ellas las cuatro españolas que forman parte del equipo nacional.

El Principado participa en la plataforma europea ante el reto de la descarbonización, una transición hacia las energías limpias «irreversible e innegociable», según la UE, que impulsó este organismo en diciembre de 2017 en Estrasburgo, porque «ninguna región debe quedarse atrás a la hora de abandonar las economías basadas en los combustibles fósiles». Su objetivo es respaldar el proceso en los territorios fuertemente vinculados a la minería de carbón, incentivando el uso de energía limpia y manteniendo la vigilancia en la justicia social.