Industria avanza «un acuerdo de compraventa» entre Alcoa y Parter

Planta de Alcoa en Avilés/EFE
Planta de Alcoa en Avilés / EFE

Las partes se habían marcado ocho días de prórroga para subsanar las deficiencias financieras

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUEGijón

Alcoa y el fondo suizo Parter tienen previsto firmar «un acuerdo de compraventa» este miércoles, tal y como ha avanzado el secretario general de Industria, Raül Blanco. La noticia llega poco más de 24 horás después de que la ministra de Industria, Reyes Maroto, acudiese al encuentro entre trabajadores y empresa para defender la labor de su gabinete en este proceso. Es el minuto resultado actual tras las últimas vueltas de tuerca. Cuando a punto de expirar el plazo la operación se daba como prácticamente hecha, y sin contar con el visto bueno de la plantilla, Alcoa la paralizó al considerar que Parter no cumplía las garantías financieras requeridas. No obstante, aceptó una prórroga de ocho días para seguir negociando.

Ahora, y precedido de un llamamiento a la «prudencia» del propio Blanco,se confía en contar con el visto bueno de unos y otros. No obstante, una parte no ha recibido ninguna comunicación oficial -ni oficiosa- de este anuncio. «El acuerdo del ERE del 15 de enero, trae lo que trae y no exige ninguna firma ni aval por nuestra parte», reitera el presidente del Comité de Empresa, José Manuel de la UZ, ante la insistencia de Alcoa para que los trabajadores ratifiquen el acuerdo con Parter y que sirva para poner fin a la situación actual». Alberto Grijalbo, representante de USO en la mesa negociadora recuerda que la única convocatoria oficial que les consta es la de este miércoles a las 15 horas sin orden del día y con ún único presumible objetivo de insistir en el punto anterior y acordar una prórroga hasta el 31 de julio. «Si quieren ampliar el plazo que sirva también para barajar otras opciones», añade De La Uz.

La 'Marcha del Aluminio'

Falta de garantías

El pasado viernes, Alcoa trasladó a los sindicatos que las garantías financieras presentadas por Parter para hacerse con las plantas de Avilés y A Coruña no eran lo suficientemente líquidas. Después de que Alcoa paralizara temporalmente la venta al considerar que el comprador no cumplía con las garantías financieras requeridas, el grupo estadounidense de aluminio exigió a Parter «garantías financieras que aporten mayor liquidez», que supondrían unos 30 millones de dólares (unos 26,7 millones de euros).

Alcoa, que dio a conocer sus nuevas exigencias a Parter dos días antes de que expirase el plazo marcado para la venta de ambas plantas (30 de junio), aceptó una prórroga de ocho días para seguir negociando y para que Parter explique su solvencia financiera.

Parter había garantizado 250 trabajadores en cada una de las fábricas -frente a los 317 con que cuenta la planta avilesina y los 369 de la coruñesa-, cantidad que podría incrementarse en caso de que arranquen las series de electrólisis.

Más información