Asturias sigue en la senda de la destrucción de empleo con 10.000 trabajadores menos en un año

Asturias sigue en la senda de la destrucción de empleo con 10.000 trabajadores menos en un año

Fade advierte de que los datos «son muy preocupantes» y destaca que la región perdió 34.000 ocupados en la última década

LAURA CASTROGijón

El mercado laboral asturiano sufre las consecuencias de la desaceleración. Asturias es la única comunidad que más empleo destruyó en el último año. Tiene, concretamente, 10.000 trabajadores menos. Es una de las conclusiones que arroja la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al segundo trimestre de 2019.

Por grupos de edad, los más afectados por la destrucción de empleo fueron los trabajadores de entre 35 y 44 años, con 8.200 ocupados menos. Le siguen los de 25 a 34 años, con 6.000 empleados menos y los mayores de 55 con una pérdida de 2.000 trabajadores. Por el contrario, la ocupación se incrementó entre los menores de 24 años, con 4.200 jóvenes más en el mercado laboral y también entre la población de 45 y 54 años con 2.000 ocupados más.

A pesar del desplome de la población activa -personas en edad de trabajar que quieren y pueden hacerlo- en el último año, con 6.000 personas menos, la región es incapaz de reducir el paro. Hay 4.000 parados más en Asturias que hace un año, aunque 4.600 desempleados menos respecto al primer trimestre de 2019. El desplome de la población activa es especialmente notable entre los 25 y 44 años, con 10.000 personas menos dispuestas a incorporarse al mercado laboral.

34.000 trabajadores menos que hace una década

Desde Fade advierten de que los datos de la EPA son «muy preocupantes» y reflejan «de manera clara y directa la pérdida de fuelle» de la economía asturiana. Así lo ha asegurado el director general de FADE, Alberto González, esta mañana, quien ha incidido en que el número de ocupados se ha desplomado con una caída superior al 8% en un año. Asimismo, remarca, que la región ha perdido 34.000 trabajadores en la última década. «La EPA es tozuda y nos está diciendo que debemos reflexionar y ponernos a trabajar para cambiar el rumbo de la economía asturiana».

«O se toman las medidas necesarias cuanto antes, o Asturias corre el riesgo de convertirse en un geriátrico»

En términos similares se expresa Mar Celemín, secretaria de Política Sindical de UGT, quien subraya que el comportamiento del mercado laboral asturiano es contrario al del resto de España y señala que la EPA «vuelve a poner sobre la mesa desequilibrios de carácter estructural», como la posición «marginal» de las mujeres. Asimismo, destaca que Asturias tiene la tasa más baja de actividad de todas las comunidades lo que indica, sostiene Celemín, «el reto demográfico de la región».

Es de hecho en este apartado en el que más hincapié hace también CC OO. «O se toman las medidas necesarias cuanto antes, o Asturias corre el riesgo de convertirse en un geriátrico y después en un desierto poblacional», advierte el sindicato. Destacan que hay 800 personas menos en edad de trabajar que en el primer trimestre del año, una cifra que se dispara hasta las 56.300 si hablamos de los últimos once años. Asimismo, desde CC OO inciden en la dificultad para encontrar trabajo entre los parados, pues 63.500 asturianos buscan empleo activamente sin encontrarlo.

Así, la tasa de actividad se redujo casi medio punto en la región y se sitúa a más de ocho de la media nacional, con un 50,37% frente al 58,74%, respectivamente.

En España, donde también comienzan a percibirse ciertos síntomas de desaceleración del mercado laboral aunque de una forma mucho más reducida que en Asturias, el número de ocupados aumentó en 333.800 personas durante el segundo trimestre del año, hasta los 19.804.900 trabajadores, logrando así cifras de empleo que no se alcanzaban desde 2008.

El número de desempleados disminuyó en España en 123.600 personas y se situó en los 3.230.600 parados -mínimo también desde finales de 2008-. Así, mientras en España la tasa de paro disminuyó un 1,26% en el último año, en Asturias se incrementó más de un punto y supera por más de una décima la del conjunto del país.

34.000 trabajadores menos que hace una década

Desde Fade advierten de que los datos de la EPA son «muy preocupantes» y reflejan «de manera clara y directa la pérdida de fuelle» de la economía asturiana. Así lo ha asegurado el director general de FADE, Alberto González, esta mañana, quien ha incidido en que el número de ocupados se ha desplomado con una caída superior al 8% en un año. Asimismo, remarca, que la región ha perdido 34.000 trabajadores en la última década. «La EPA es tozuda y nos está diciendo que debemos reflexionar y ponernos a trabajar para cambiar el rumbo de la economía asturiana».