Los autobuses lanzadera de la Fidma tendrán tres paradas en el campus

. /
.

EMTUSA probó ayer el recorrido circular, que dos autobuses cubrirán de forma simultánea para evitar que las esperas superen los diez minutos

IVÁN VILLARGIJÓN.

Un recorrido circular de 4,9 kilómetros, con cuatro puntos de recogida y descenso de viajeros. Es el acuerdo cerrado finalmente ayer entre la Cámara de Comercio y EMTUSA para el servicio gratuito de autobuses lanzadera que funcionará durante la celebración de la Feria Internacional de Muestras (Fidma) y que amplía su radio de acción con respecto a las dos ediciones anteriores. El objetivo de esta oferta de transporte público es disuadir a los visitantes de acceder al entorno del recinto ferial en su vehículo particular, ya que este año a los habituales problemas de tráfico que se generan en la zona por la masiva afluencia de coches se suman dos importantes condicionantes, ambos consecuencia de las obras de construcción de un pozo de tormentas que desarrollan en la zona.

Por un lado, el cierre de la avenida de El Molinón desde la glorieta del puente del Piles hasta el estadio municipal obliga a seguir para las circulaciones oeste-este procedentes del Muro una ruta alternativa que podría llegar a saturar tanto la avenida de Castilla como la de Torcuato Fernández-Miranda. Por otro, la imposibilidad de utilizar el aparcamiento del parque de los Hermanos Castro ha hecho necesario buscar en el campus, previo acuerdo con la Universidad de Oviedo, nuevas zonas de estacionamiento que sirvan de apoyo a las que existen junto a El Molinón y el Palacio de Deportes.

Dos grandes señales en Justo del Castillo y la avenida del Jardín Botánico informarán a los conductores de la posibilidad de estacionar en torno a cualquiera de los edificios universitarios, ampliando una oferta que en las últimas ediciones se limitaba a la parcela anexa a Albert Einstein que recientemente albergó los conciertos del festival Gijón Life. Se ganarán, con respecto al año pasado, 160 plazas alrededor de la Escuela Superior de Marina Civil, más de 350 junto al edificio principal de la Escuela Politécnica de Ingeniería, más de 375 en las inmediaciones de los aularios y unas 170 frente a los edificios departamentales. En total, espacio para más de 900 coches.

Aparcamientos vigilados

Pero tan importante como la oferta de plazas es facilitar su conexión con el recinto ferial. Y ahí es donde entran los autobuses lanzadera. En todo momento habrá un mínimo de dos de estos vehículos en circulación, con la posibilidad de aumentar su número en función de la afluencia de público que exista en cada momento. El objetivo de los organizadores es que las esperas en cada una de las paradas no exceda de los diez minutos. A diferencia de las dos ediciones anteriores en las que estuvo en funcionamiento este servicio, que se limitaba a conectar la glorieta de Albert Einstein con el recinto ferial, desde el sábado y hasta el 18 de agosto se podrá subir y bajar de estos autobuses en cuatro puntos diferentes: frente al IES El Piles, frente a la Escuela de Marina Civil, en las marquesinas que existen junto a los aularios del campus y junto a la glorieta que una la avenida de Albert Einstein con Justo del Castillo.

El recorrido de las lanzaderas por el interior del campus era el último fleco que quedaba pendiente, y ayer se cerró con prueba 'in situ' incluida. Tras salir del IES El Piles, los autobuses cruzarán el río por el denominado 'puente inglés', rodearán la glorieta de La Guía y se dirigirán al campus por la avenida del Jardín Botánico. Entrarán al recinto universitario por la recta de Marina Civil, bajarán hasta la EPI y girarán hacia los aularios, para volver a salir del campus por el mismo lugar. Aprovechando el 'by-pass' existente en ese punto, girarán hacia Albert Einstein, para regresar finalmente a la Fidma por Justo del Castillo, hasta llegar al punto de partida.

El servicio funcionará desde las 10 hasta las 22 horas. Un equipo de catorce personas (dos de ellas coordinadores) se ocupará de atender e indicar a los conductores en los aparcamientos, que estarán permanentemente vigilados.

Más Fidma