El Ayuntamiento de Oviedo quiere trasladar el Archivo Municipal al claustro de la fábrica de La Vega

El Ayuntamiento de Oviedo quiere trasladar el Archivo Municipal al claustro de la fábrica de La Vega
El edificio del claustro que el Ministerio de Defensa cederá a Oviedo, junto a la capilla, y que podría acoger el Archivo Municipal. / ÁLEX PIÑA

El Consistorio aún no tiene hecha su propia tasación para contraponer ante los 32 millones que pide Defensa por el recinto

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

El Ayuntamiento de Oviedo quiere trasladar el Archivo Municipal, hoy constreñido al bajocubierta de la Casa Consistorial, al antiguo claustro del monasterio de La Vega, según confirmaron fuentes municipales. Esa es la idea con la que trabaja Alcaldía, tras el acuerdo alcanzado con el Ministerio de Defensa para la cesión demanial de los restos del recinto monacal y de la capilla de la fábrica, que también conserva la portada y una ventana original del siglo XII de la iglesia benedictina del monasterio de La Vega.

El proyecto aprovecha el protocolo, casi firmado ayer entre ambas partes, para definir el futuro de la fábrica de armas de La Vega, cerrada en diciembre de 2012. Casi porque, pese a la ratificación en público, la rúbrica a efectos administrativos, cosas de la burocracia, se demorará aún unas semanas. El acuerdo sobre la factoría es firme, pero es invisible. Las dos partes se comprometen a llegar a un pacto sobre la propiedad de los terrenos. Uno económico, se entiende. Básicamente cuánto pagará el Ayuntamiento por esos 118.993 metros cuadrados de suelos industriales y de equipamiento, tal y como están clasificados en el vigente Plan General. Pero aún obteniendo la propiedad, faltarán años de trámites para dar nueva vida a la centenaria fábrica. De ahí el empeño municipal en 'arrancar' algo tangible a Defensa antes.

El protocolo establece la cesión «en semanas», según se comprometió el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, del claustro y la capilla de la fábrica al Ayuntamiento. El documento recuerda que estos inmuebles están calificados como Bien de Interés Cultural y que el ministerio es «consciente del activo que suponen para el mundo cultural de Oviedo» por lo que aprobará su cesión que «será tenida en cuenta en el futuro convenio que tienen intención de firmar ambas instituciones».

El cambio permitiría dotar al servicio de una biblioteca y una sala para investigadores

La situación de ambos edificios, cerca del límite de los terrenos con Adelantado de La Florida, permitiría su temprana incorporación a la trama urbana, pero hay cuestiones urbanísticas que lo hacen más apetecible. En el recinto, dominan los usos industriales. «Hay casi 40.000 metros construidos de naves (de 55.000 en total), es una ciudad industrial dentro de la ciudad», señalan las mismas fuentes. No todo son instalaciones fabriles. El claustro y la capilla, son dos ejemplos, como también las oficinas del edificio de acceso. «Son edificios de equipamiento en los que se podría actuar sin esperar a la tramitación del plan especial», explican.

Es en ese punto donde encajarían los planes de Alcaldía para el claustro barroco del antiguo monasterio. El edificio cuenta con más de 2.700 metros construidos distribuidos en planta baja y una segunda altura parcial. Se trata de una superficie que excede las necesidades actuales del Archivo Municipal, incluso dotando al servicio de una biblioteca y de la demandada sala de consulta para investigadores acorde con la importancia documental de los registros que guarda.

Claro que, en esa clasificación de equipamientos, caben también otro de los usos que se proponen en el protocolo de intenciones entre ambas partes. El documento cita, en general, como posibles empleos de La Vega un parque industrial de carácter tecnológico y de investigación, la biotecnología y las tecnologías de la información y la comunicación, recinto ferial, talleres artísticos, factorías culturales, factorías polivalentes, la adaptación de los edificios industriales a otros usos y, también, un «museo de la ciudad, y un centro del Prerrománico», además del archivo y biblioteca municipal, por los que se inclina Alcaldía. Son otras opciones, aunque más remotas.

Usos y pago

De momento, el Ayuntamiento solo tendrá acceso a la capilla y al claustro y aún ambos requerirán importantes intervenciones para atajar su deterioro y ponerlos en condiciones. Su calificación como Bienes de Interés Cultural, además, hará necesario el permiso de Patrimonio para cualquier intervención.

Todo deberá ir en paralelo con el trabajo de los técnicos municipales y de Defensa para fijar la valoración económica del recinto. El ministerio tiene hechos los deberes desde hace un año y así se lo hizo llegar al Ayuntamiento. Para los técnicos de Defensa, el conjunto vale 32 millones de euros: 118.993 metros cuadrados de suelo, con la edificabilidad actual de la parcela (0,46 metros construidos por metro de suelo) y al precio de venta del metro industrial en Oviedo, alrededor de 600 euros por metro cuadrado, tomando como referencia el del metro industrial en el polígono de Olloniego y no el del Espíritu Santo, más cercano y más caro, como un signo de buena voluntad.

Un año después, sorprendentemente, el Ayuntamiento no ha hecho aún la suya, aunque rondará los 25 millones de euros. Faltan algunos informes, según confirmaron fuentes municipales. Corren prisa si, como dijo el alcalde, el objetivo es firmar el convenio de enajenación antes de las elecciones de mayo y antes hay que regatear.

Más

 

Fotos

Vídeos