«No es coincidencia, ni mala suerte que todo lo que tocan acabe en desastre», dice Caunedo

El portavoz del PP se pregunta «a quién va a insultar» ahora Wenceslao López para «tapar su incompetencia»

G. D. -R. OVIEDO.

El portavoz del PP, Agustín Iglesias Caunedo, a raíz de la anulación de la ordenanza de medio ambiente, se preguntó ayer «a quién va a insultar hoy Wenceslao López para tapar su incompetencia». En un comunicado sostuvo que «no es ni coincidencia, ni mala suerte que todo lo que tocan se convierta en desastre. Es incompetencia».

Recordó que la anulación de la norma se debe a lo de siempre: a que «a este equipo de gobierno o no le gusta, o le interesa adjuntar los informes de los técnicos» a sus decisiones. «La norma, la infraestructura y los técnicos son los mismos que en la legislatura pasada. El único elemento que ha variado es el equipo de gobierno», expuso Caunedo.

«¿A quién va a insultar hoy Wenceslao López para tapar su incompetencia? ¿A la oposición, a los empresarios, a los técnicos, a los jueces? Cualquiera les vale con tal de no hacer autocrítica», concluyó.

El líder del PP también habló ayer en los micrófonos de la cadena 'Cope' sobre la sentencia que anuló el cambio de nombre de 21 calles. Lo hizo en parecidos términos acerca de la falta de informes técnicos y para denunciar «el sectarismo» del equipo de gobierno. También, para advertir que estudiarán «las posibles responsabilidades (penales) de los concejales de gobierno», si no acatan la sentencia o buscan alguna maniobra para dilatar su cumplimiento.

El equipo de gobierno aún no ha dicho qué piensa hacer tras el fallo, tan solo que mantendrá los nuevos nombres de las calles «por dignidad». Caunedo insistió en que algunos de los que se cambiaron no cumplen los requisitos de la Ley de Memoria Histórica para ello.