«Nunca detecté problemas; si hubo tejemanejes con los contratos lo dirán los jueces»

Gerardo Antuña, en la plaza de Trascorrales. / PABLO LORENZANA
Gerardo Antuña, en la plaza de Trascorrales. / PABLO LORENZANA

Gerardo Antuña, portavoz adjunto del PP y exconcejal de Seguridad Ciudadana: «No sabemos qué van hacer en el Bulevar, son cuatro años a la papelera y en el viejo HUCA se pactó una patada hacia delante hasta 2019»

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

El portavoz adjunto del PP, Gerardo Antuña (Oviedo, 1975), es concejal desde 2003. Y llevaba Seguridad Ciudadana en la anterior legislatura, ahora en el disparadero por la 'trama Enredadera'.

-¿Está tranquilo con las noticias que están saliendo estos días?

-Completamente tranquilo. Nos parece correcto, a instancias de Abogacía Consistorial, que se revisen los contratos de los últimos años. Me preguntaron si esto era una trama funcionarial o política. No sé si es una trama, pero si lo es, es funcionarial. No ha habido ningún contrato de gobierno en los años del PP que no fuera fiscalizado, medido, seguido.

-Pero se vuelve a hablar de contratos de su época, como el radar.

-Sí. El tema del radar lo sacó la portavoz de Somos, ligado a mi nombre porque era el gobierno del PP, pero lo único que decía es que está hecho con una de las empresas investigadas. Ese contrato está hecho con todos los 'ok' de los funcionarios, por lo tanto...

-Cuando era edil de Seguridad, ¿nunca tuvo ninguna sospecha?

-No. Uno de los valores del Ayuntamiento son los funcionarios que hay. Recuerdo de grandes profesionales y el nivel de los sindicatos también es alto. Podría gustarme más cómo trabajaba uno u otro, pero dudas de su legalidad, nunca me asaltaron.

-¿No le llamó la atención el alto volumen de multas en 2015?

-Esa fue una discusión que tuvimos siempre con la oposición y que tenemos ahora. No tengo ninguna duda de que un policía vea un coche mal aparcado y no lo sancione, ni al revés.

-¿Cómo puede ser que los jefes de Policía y Bomberos presuntamente amañasen y nadie se percatara?

-A lo mejor por ignorancia nunca detecté ningún problema. Es más, cuando había alguna duda, los sindicatos eran los primeros en avisar. Cierto es que los políticos no escuchábamos a los que se presentaban a las contratas. Si hubo algún tejemaneje previo, tendrán que decirlo los jueces.

-¿Le llegó alguna denuncia de esas empresas?

-No, porque generalmente esas denuncias iban al área de Contratación. La llevaba mi compañera Trinidad Ordiz. No recuerdo que me trasladasen ninguna queja.

-¿Teme salir en el sumario de la operación?

-En absoluto. En las grabaciones estoy seguro de que salgo, porque he hablado con el comisario principal en dos años. Sobre 'Enredadera', ninguna conversación. Nunca he estado en la elaboración de pliegos, ni tengo la capacidad ni debo estar.

-Hubo asuntos feos entonces, como las 'tarjetas blue'.

-He hablado del tema con funcionarios, y de la entrada de la UDEF en el Ayuntamiento. En ningún caso, de ningún ilícito.

-¿Cómo valora la gestión de su sucesor en Seguridad Ciudadana?

-Ricardo Fernández ha tenido situaciones muy complicadas. En el incendio de Uría el PP estuvo a la altura. También con la entrada de la UDEF, y a diferencia de parte del gobierno, pedimos una comisión monográfica de Seguridad. Nos dio explicaciones, algunas bastante cojas, pero con normalidad. Nos hemos alejado de titulares que para la ciudad eran peores.

-¿Qué problemas ven en Oviedo?

-La falta de coordinación en el gobierno. Si no tienes un plan a ocho o doce años, y no escuchas a los ciudadanos, todo son ideas felices. Con El Asturcón vamos por el cuarto proyecto. El pabellón con capacidad ACB estuvo en dos sitios. Perdemos pernoctaciones. La gente lo ve y votará.

-¿Cuál es su plan de ciudad?

-Una coordinación entre la parte pública y la privada, que nos llevara, escuchando a los ciudadanos, hacia donde todos queramos. Hay infinidad de proyectos que no se pueden desarrollar ahora, porque esperamos gobernar en 2019.

-Adelante alguno.

-Hay proyectos que traíamos nosotros y han quedado parados, como los distritos. No creo que hayan ejecutado ni el 1% de lo que han pedido los vecinos.

-Empezaron el Bulevar...

-Y no sabemos lo que van a hacer, cuatro años tirados a la papelera. Cuando nos sentamos a hablar del Plan General de Ordenación con el gobierno, nos enteramos de que la ciudad había pactado con el Principado una patada hacia delante hasta 2019. La gran solución ahora es un centro social; el PSOE los criticó diez veces.

-Con Pedro Sánchez, ¿La Vega está más cerca?

-Se puede hacer oposición y decir 'con un gobierno de mi signo estaría más rápido', pero el ejemplo es el viejo HUCA.

-¿El gobierno rechaza propuestas solo porque vienen del PP?

-Lo reconocen en privado. Hemos llevado proyectos del Real Oviedo, del taxi, de federaciones de vecinos...

Más entrevista

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos