La Policía investiga el intento de un joven de quemar la bandera de España

El joven intenta quemar la bandera de España situada en un balcón de la calle Rosal. / E. C.

Los agentes analizan las imágenes del vídeo que recoge el destrozo de la enseña; mientras el PP y Ciudadanos muestran su repulsa

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La Jefatura Superior de Policía investiga el intento de un joven de quemar una bandera de España que colgaba de un balcón en la calle Rosal y que después acabaron destrozando dos amigos en plena calle. Para ello, analiza las imágenes del vídeo que grabaron unos testigos.

Los hechos se produjeron sobre las dos de la mañana del pasado domingo. Un joven escaló la fachada del edificio, el número 41, hasta llegar al balcón del primer piso. Durante varios minutos, tal y como se observa en la grabación, intentó prender fuego a la enseña nacional, pero desde la altura solo logró quemar una esquina. Entonces la arrancó del balcón y la tiró al suelo. Allí, unos amigos la destrozaron. Mientras, entre los testigos se produjo un cruce de críticas y alabanzas. Algunos gritaron «yo soy español, español, español» y otros: «Arriba la República».

Fue uno de los presentes quien dio el aviso a la Policía Nacional. Hasta el lugar se acercaron agentes de Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional (UPR) que identificaron a dos jóvenes.

Cuando sucedieron los hechos, dentro de la vivienda de la que pendía la bandera se encontraba una mujer, estaba «muerta de miedo». Explicó que el suceso podría haber sido peor, porque el balcón es de madera y el edificio está catalogado: «Si el incendio se llega a desatar, pudo haber puesto en riesgo la vida de todas las personas que habitan en él», lamentó. La comunidad de vecinos anunció que denunciará los hechos ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Más información

Repulsa de PP y Ciudadanos

El intento de quemar la bandera, y después destrozarla, fue condenado por el Grupo Municipal del PP y de Ciudadanos. El portavoz adjunto de los populares, Gerardo Antuña, apuntó que este tipo de ataques hacia los símbolos nacionales y la propiedad privada «no se pueden tolerar» y pidió «pedagogía» para evitar este tipo de actos. «Lamentablemente, algunos discursos políticos sirven más para fomentar divisiones entre los españoles que para favorecer un clima de entendimiento», apuntó ayer a través de una nota de prensa. Antuña solicitó una «reflexión» a la sociedad y afirmó que las fiestas mateínas «deben de ser un punto de encuentro festivo y no el escenario de ataques ideológicos».

Por su parte, Luis Pacho, de Ciudadanos, calificó este acto como «lamentable». Dijo que el joven «arriesgó su vida y la de los demás, pudiendo haber provocado un incendio por querer quemar la bandera de España». Rechazó este tipo de violencia, fruto, según Pacho, de «que algo está fallando en el sistema educativo». Y concluyó que este acto «conllevará una sanción económica», apuntó.

Los grupos municipales en el equipo de gobierno, Somos, PSOE e Izquierda Unida, descartaron hacer declaraciones

Por otro lado, la formación Vox Asturias llevará el caso a la Fiscalía. Consideran que los jóvenes autores han cometido con sus actos delitos de «ultraje, incitación al odio y a la violencia».

 

Fotos

Vídeos