La noche de las bestias

Def con Dos repasó su último trabajo #Trendig_distopic'./HUGO ÁLVAREZ
Def con Dos repasó su último trabajo #Trendig_distopic'. / HUGO ÁLVAREZ

Def Con Dos no falla y reúne en la Catedral a su guerrilla de fieles | Los asturianos Desakato subuen al escenario a medianoche para poner la nota acelerada a San Mateo con su punk vitalista y combativo

J. C. A.

Duro y a la encía. Y una hora tarde por cuestiones organizativas –nada achacable a la profesionalidad de unos músicos que se definen a sí mismos como «proletarios del rock»– Def Con Dos ofreció ayer en la plaza de la Catedral un show potente; pulido durante 30 años de trayectoria. Ironía en sus letras y contundencia a raudales en la sección rítmica. Si el rap metal en castellano existe, es lo que ofrecen Strawberry y los suyos.

Ya habían anunciado que el concierto de hoy se lo iban a dedicar al rapero Valtonyc para celebrar que Bélgica decidió ayer desoír la petición de extradición de la justicia Española. Valtonyc, como le sucedió a Strawberry, está inmerso en un proceso penal por sus letras.

«Bienvenidos a esta fiesta de la libertad de expresión» bramó el cantante.

Abrieron con cortes del último disco, '#Trendig_distopic' antes de lanzarse a desgranar los clásicos . Propusieron 'Esto es el Def' y 'Derecho a orgasmar' como anticipo a la coreada 'La culpa de todo la tiene Yoko Ono'. Sin decaer en energía y actitud del comienzo, el grueso del concierto repasó los grandes temas del grupo desde que a comienzos de los noventa y de la mano de Julián Hernández de Siniestro Total, revolucionaran el panorama musical español sacándolo de las tinieblas de 'La Movida'.

'Acción Mutante' y 'El día de la Bestia', ambas homónimas a los largometrajes de Álex de la Iglesia conservan la estética ácida del director bilbaíno y funcionan en directo para los más talluditos. Los que crecieron con el grupo.

El tramo final fue apoteósico. Lanzaron 'De cacería' y 'Armas Pal Pueblo (mineros locos)'. Dos artefactos que el público recibió con júbilo y un baile salvaje. Como bestias. Lo prometido.

Y llegó el turno de Desakato, la banda asturiana de punk rock. A media noche la plaza estaba llena y el público esperaba ansioso el primer guitarrazo. En 'Octubres rojos', se ganaron al público. Más ruido y más botes. Plantea el grupo un directo solvente. Al tercer corte el cantante se tiró a la gente. En volandas. Ruido y rabia.

Más San Mateo