La Semana Negra de Gijón cierra con «récord» de venta de libros y de visitantes

La Semana Negra de Gijón cierra con «récord» de venta de libros y de visitantes
JOAQUÍN PAÑEDA

El director de contenidos, Ángel de la Calle, ha valorado que las cifras de venta demuestran que la literatura en papel «no ha muerto»

EFE

La XXXII edición de la Semana Negra de Gijón se ha clausurado este domingo con «récord» de venta de libros y de visitantes y el compromiso del Gobierno local de buscar un nuevo emplazamiento para el festival.

El director de contenidos, Ángel de la Calle, ha hecho un balance positivo de los nueve días que ha durado el evento y ha asegurado que las cifras de ventas de libros demuestran que la literatura en papel «no ha muerto».

Ha destacado que el escritor irlandés John Connolly ha agotado todos sus ejemplares y que la española Rosa Montero ha sido la autora que más publicaciones ha firmado en la historia de la Semana Negra.

De la Calle ha dicho que este año hubo «mucha más gente» que en el anterior, en el que se registró una afluencia de público al recinto superior a los 500.000 visitantes.

Más información

Al acto de clausura ha asistido la concejala de Hacienda, Marina Pineda, que anunció la decisión del Ayuntamiento de Gijón de «buscar un nuevo emplazamiento que dé estabilidad y permita crecer a un festival que supo combinar la fiesta y la cultura».

En los últimos años, la Semana Negra de Gijón se realizó en las instalaciones de un antiguo astillero junto al Mar Cantábrico, pero desde sus inicios hace 32 años ha tenido que cambiar varias veces su ubicación a causa de las quejas vecinales por el alto nivel de ruidos.