«Apoyaremos cualquier iniciativa que permita que no gobierne la izquierda»

«Apoyaremos cualquier iniciativa que permita que no gobierne la izquierda»

«Queremos revisar lo legislado hasta ahora en materia de violencia intrafamiliar y no distinguir entre sexos»

ÓSCAR PANDIELLO

Salvo giro inesperado de los acontecimientos en forma de candidatura, el economista y abogado Ignacio Blanco (Gijón, 1971) liderará la lista de Vox en Asturias para presidir el Principado. Afiliado al partido desde sus inicios en el Principado, ya fue cabeza de lista en 2015, «cuando muy poca gente escuchaba nuestro mensaje». Liberal convencido, rechaza el término de extrema derecha y cuenta con convicciones muy firmes en materia de inmigración ilegal, fiscalidad o seguridad ciudadana.

–¿Hay paralelismos entre la situación andaluza y la asturiana?

–El paralelismo es clarísimo. Los años del PSOE andaluz en el Gobierno son solo unos pocos más que aquí y siempre con el apoyo de IU. Coincidimos en tener una de las presiones fiscales más altas de España, el incremento de la deuda pública, renuncias al impuesto de Sucesiones... Aspiramos a mejora los resultados en Andalucía en términos proporcionales.

–Hace unas semanas anunciaron en una nota de prensa que usted lideraría una lista junto a Sergio Marqués para evitar «luchas fraticidas».

–Creemos que las luchas fraticidas en Vox no se irían a producir, aquí estamos para sumar y no hay que pelearse por nada. Podría haber algún conflicto de cara a las primarias, que algún candidato se sienta agraviado, pero no creo que ocurra. Si hay otra lista se realizarán primarias con total normalidad.

–¿Cuáles son sus principales propuestas para Asturias?

–Buscamos que los asturianos sean iguales en derechos que el resto de españoles. Queremos reducir la presión fiscal y ser una región bien comunicada con el resto de España. Creemos en la educación libre y en la libre elección de centros por parte de los padres a través del cheque escolar. También fomentar un sistema de escuelas de 0 a 3 años gratuito. Tiene que haber competencia entre los centros educativos públicos y privados.

–¿Su intención es devolver la sanidad y la educación al Estado?

–Nosotros queremos entrar en el Parlamento asturiano no para mantener el sistema autonómico, sino para que nuestros votos devuelvan estas competencias al Estado central. Esas materias son las que están generando más desigualdades entre los españoles. Y eso no tiene ningún sentido.

–¿Tratarán, como en Andalucía, de dar marcha atrás a las leyes contra la violencia machista?

–Consideramos que estas leyes no pueden coger a la mujer como parte débil. Queremos revisar lo legislado hasta ahora en materia de violencia intrafamiliar y no distinguir entre sexos. Además, somos los únicos que defendemos a las mujeres: nadie más pide cadena perpetua para violadores y pederastas.

–¿Estarían dispuestos a impulsar un candidato de otro partido si el bloque de derechas puede desbancar al PSOE del Gobierno?

–No vamos a hablar ni de sillones ni de candidatos de otros partidos. Lo que queremos es que la izquierda no gobierne y apoyaremos cualquier iniciativa que lo permita. No admitiremos tampoco que se nos menosprecie ni a nosotros ni a nuestros votantes.

–En caso de llegar a negociaciones, ¿llevarían como línea roja estas consideraciones sobre la violencia machista?

–Lo llevaríamos como uno de los temas a negociar, por supuesto.

–¿Contemplan la oficialidad del asturiano?

–Votaremos en contra de cualquier iniciativa que apunte a ello porque no hay ninguna oficialidad amable. La oficialidad amable ya existe y es la Ley de Uso del 98. Quienes quieren imponer el uso del bable cuando todos nos entendemos en un mismo idioma es un capricho.

–¿Qué motivó la agresión a una fotoperiodista en la presentación de su partido en Avilés?

–No pude ver la agresión, pero lo que está claro es que no consentiremos que ningún simpatizante incurra en estos comportamientos y si hubiera sido afiliada o cargo, habría sido expulsada inmediatamente. Condeno sin paliativos la agresión como lo hizo nuestra responsable de Avilés inmediatamente en el acto y más si cabe cuando somos el partido más atacado.

–En materia de seguridad, ¿impulsarían algún cambio?

–No permitiremos que haya ningún tipo de agresión, aunque sean en manifestaciones autorizadas. Evitaremos la okupación de viviendas y no consentiremos que nadie, además de las fuerzas de seguridad del Estado, ejerza la violencia. Si llegamos a los ayuntamientos, dotaremos de medios a las policías locales y les permitiremos actuar para reprimir actos violentos.