Juan Vázquez, una trayectoria política de medio año

Juan Vázquez, este lunes, en la Junta General, donde ha tomado posesión de su escaño./Pablo Lorenzana
Juan Vázquez, este lunes, en la Junta General, donde ha tomado posesión de su escaño. / Pablo Lorenzana

El exrector de la Universidad de Oviedo renuncia a su escaño en la Junta General horas después de tomar posesión como diputado regional y diez días después de que Ciudadanos y PP cerraran un acuerdo para gobernar en Oviedo, un pacto que siempre rechazó

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Juan Vázquez, candidato de Ciudadanos en las últimas elecciones regioales, ha renunciado a su escaño en la Junta General del Principado. El exrector de la Universidad de Oviedo pone fin así a casi medio año de trayectoria en la primera línea de la política regional.

Aunque su nombre estuvo durante semanas en las quinielas para concurrir a los comicios del 26 de mayo como cabeza de lista de la formación naranja, fue el 9 de enero cuando dio el 'sí' definitivo. Eran buenos tiempos para el partido de Albert Rivera en Asturias. Tenía buenas expectativas electorales y celebraba la adhesión a su programa de un candidato con una buena imagen pública, una trayectoria profesional destacable y, según se creía entonces, un recorrido político con futuro. Rostros reconocibles de la formación, como el diputado nacional Ignacio Prendes, subrayó «el profundo conocimiento de la realidad asturiana» del economista y ensalzó sus valores y principios liberales.

Avalado por la dirección nacional, Juan Vázquez, que se sumó al proyecto de Ciudadanos como independiente, ganó las primarias del partido en el Principado en el mes de marzo y las cosas se empezaron a tensar. Desde dentro, hubo críticas por la confección de las listas electorales y la «premura» en la presentación de su candidatura. Desde fuera, sobre todo desde las filas regionales del PSOE, en las semanas anteriores a lo que fue el inicio de dos campañas electorales casi consecutivas, se intentó arrancar el compromiso del exrector sobre un pacto de gobierno si los números cuadraban. No llegó a aseverarlo, pero en varias ocasiones insinuó que no le desagradaría entenderse con los de Adrián Barbón. De hecho, según reiteró en varias ocasiones, sus únicas líneas rojas eran «los extremos», término con el que hacía referencia a Vox y Podemos.

Por eso, el momento más complicado de esta corta trayectoria en la primera línea de la política asturiana fue el pacto que PP y Ciudadanos cerraron el 14 de junio para aupar a la Alcaldía de Oviedo a Alfredo Canteli en vez de al candidato socialista Wenceslao López. Barbón, ganador de las elecciones autonómicas, lo había advertido: sin Oviedo, no habría posibilidad de entendimiento a nivel regional. El PSOE llegó a ofrecer a la formación naranja, que logró cinco diputados en las elecciones de mayo, la presidencia de la Mesa de la Junta General -un cargo que seguramente hubiera sido ocupado por Vázquez- y un senador de designación autonómica. Pero no convenció y la Alcaldía de la capital asturiana queda para el recuento del PP.

En contexto

El día 16, con palabras cuidadas, aparentemente inocuas, pero con un trasfondo de mucho calado, Vázquez se desmarcó abiertamente del acuerdo alcanzado por el partido naranja con el PP en Oviedo. Además, reivindicó su autonomía a la hora de enfocar las negociaciones regionales y de explorar acuerdos «de cambio» en Asturias con el PSOE, aunque no lo citó directamente. Insistió en que lo pasado en Oviedo no era cosa suya, que Ciudadanos optó por «deslindar» la negociación autonómica y la local y que ese escenario la capacidad de actuación correspondió a los equipos municipales. Pero ya no había mucho que hacer. Hoy, día de la constitución de la Junta General, la presidencia corresponde al socialista Marcelino Marcos Líndez, y para Ciudadanos queda una secretaría, que ocupará el diputado Armando Fernández Bartolomé.

Bajas en Ciudadanos

Juan Vázquez ha dejado clara la razón de su marcha de la Junta General: «Yo estoy donde estaba, Ciudadanos se ha movido». La frase, formulada durante la comparecencia que ha ofrecido este lunes para explicar su renuncia al escaño, la ha pronunciado pocos días después de que expresara su apoyo a Manuel Valls, que rechazó la postura de los pactos de la dirección nacional de Ciudadanos hasta el punto de romper con la formación de Albert Rivera después de apoyar la investidura de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona para evitar el ascenso de los independentistas.

Además, su renuncia tiene lugar el día que anuncian su baja el portavoz económico del partido, Toni Roldán, y el eurodiputado Javier Nart, que abandona la dirección nacional de Ciudadanos, pero conservará su acta en el Parlamento Europeo.